Matas afirma que pidió trabajo para su mujer "como haría cualquier padre de familia" y niega que encubriese un soborno

Afirma que el hotelero Miquel Ramis nunca le pidió ningún tipo de contraprestación a cambio de contratar a Maite Areal
El expresidente del Govern Jaume Matas en la Audiencia Provincial de Baleares
El expresidente del Govern Jaume Matas en la Audiencia Provincial de Baleares
EUROPA PRESS

El expresidente del Govern Jaume Matas ha subrayado que a finales de 2006 pidió al hotelero mallorquín Miquel Ramis que contratase a su mujer "como haría cualquier padre de familia: ir a un amigo y pedirle trabajo", rebatiendo de este modo las acusaciones de la Fiscalía, que sostiene que el exmandatario autonómico, aprovechándose de su cargo, exigió al empresario este favor con el objetivo de encubrir los más de 2.900 euros que pidió que Ramis le abonase mensualmente, hasta un total de 42.111 euros.

En su declaración ante el tribunal del jurado encargado de juzgarle por un presunto delito de cohecho, por el que el Ministerio Público le reclama una multa de 1.000 euros y el comiso de la cantidad que habría recibido como prebenda, Matas ha asegurado que tenía "una gran confianza" con el hotelero ya que "cada año celebrábamos matanzas juntos, mi mujer iba con él en barco y hemos pasado Nocheviejas juntos".

Es por ello que, según ha relatado en el interrogatorio, que continúa en estos momentos, hizo valer su amistad con Ramis para acudir a él y preguntarle: "no tendries treball per a la meva dona?" (¿no tendrías trabajo para mi mujer?).

No obstante, ha precisado que el hotelero "nunca me ha pedido nada", al preguntarle el fiscal si hubo a cambio algún tipo de contraprestación, incidiendo en que Ramis "es un empresario de éxito y sus hoteles son de lo mejor que hay en Mallorca".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento