El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha asegurado que el Gobierno gallego "va a recurrir hasta que se encuentre un culpable obligado a pagar los daños" del accidente del Prestige, de forma que va "a agotar todas las posibilidades" tras la sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña que absolvió a los acusados de la catástrofe ambiental.

"No nos gusta la sentencia y la prueba es que la recurrimos, y no nos gusta desde el momento en que no establece quién tiene que hacerse cargo de pagar los daños", ha dejado claro Rueda en una entrevista concedida a la Cadena SER, que recoge Europa Press, en la que ha dicho que espera que la catástrofe del Prestige no que quede sin responsables.

En este sentido, ha apuntado que "la vía civil ahora mismo no está abierta, porque hay una vía penal todavía y la sentencia que acaba de conocerse contra la que hay que recurrir".

"Si no tuviésemos éxito así (por la vía penal), que esperamos que lo tengamos, pues quedaría abierta la vía civil y, desde luego, nosotros vamos a agotar todas las posibilidades", ha asegurado.

Cuestionado sobre si cree que estaban en el banquillo de acusados los principales responsables de la catástrofe del Prestige —el capitán del petrolero, Apostolos Mangouras; el jefe de máquinas del buque; y el exdirector general de la Marina Mercante José Luis López Sors— Rueda ha afirmado que "estaban los que se determinaron que tenían que ser imputados y ser juzgados", pese a que cree que "la clasificadora y la armadora tenían que estar".

En el mismo día en el que miles de personas han recorrido las calles de las principales ciudades gallegas para protestar contra la "impunidad" e "injusticia" de la sentencia, Alfonso Rueda insiste en que aguarda que "por la vía de los recursos" se consiga "una resolución judicial que diga que alguien tiene que pagar los daños".

Reducción de diputados

En lo tocante a la reducción de diputados del Parlamento gallego impulsado por el PPdeG, el también secretario xeral de los populares gallegos ha remarcado que "esto se puede negociar" con la oposición, "pero si uno ni siquiera quiere escuchar la propuesta, es imposible negociar".

Así, ha explicado que en la reunión que mantuvo el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, con el presidente del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, se planteó la disposición de negociar, "incluso en el número a reducir, el mínimo provincial, todo eso se puede hablar". "Ahora, si se dice que no se quiere ninguna reducción en las circunstancias que sean, pues será imposible", ha matizado.

Preguntado directamente sobre si el número de diputados que habrá en el futuro en el Parlamento gallego puede ser, por ejemplo, 65 en vez de 61, Rueda ha contestado que "todo se puede hablar", pero "lo que hay que saber es si realmente se quiere hablar de este tema o se niegan en redondo a la reducción", ha afirmado.

Pese a esta afirmación de Rueda, este domingo Alberto Núñez Feijóo —en la junta directiva del PPdeG en Santiago— ha dejado claro que "ningún gobierno" echará abajo medidas tomadas por su actual Ejecutivo como la "reducción de diputados a 61".

En lo tocante a que la Consellería de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza sea la único que crece en los presupuestos gallegos para 2014, Alfonso Rueda ha explicado que esto se debe a que en su departamento "hay gastos extraordinarios" como "el apoyo para que haya dos juzgados de preferentes que atienda y agilicen todas las demandas", "los refuerzos" judiciales para la tragedia de Angrois o el plan de infraestructuras de Justicia.

Age "tiene que perder tiempo de intervención"

Por otra parte, sobre la incorporación de un nuevo grupo al Parlamento con la llegada de quien fue número dos de AGE por Ourense, Carmen Iglesias, —suspendida de militancia por Esquerda Unida— Alfonso Rueda ha afirmado que "quien tiene que perder tiempos de intervención" en el Parlamento "tendrá que ser el partido del cual surge ese quinto grupo", en alusión a Alternativa. "Creo que eso es fácil de entender para todo el mundo y supongo que será así", ha augurado.

Además, el secretario xeral del PPdeG considera un "ambiente nada recomendable" el que vivirá Carmen Iglesias en al Cámara autonómica, "creado por su compañeros y excompañeros".

"La diputada que se va a incorporar ya viene amenazada por sus antiguos compañeros de partido, compañeros de lista hace apenas un año, y ahora amenazan que lo va a pasar muy mal si se le ocurre ejercer su derecho de ser diputada", ha criticado.

Sustituto de uzal

En otro orden de cosas, a preguntas sobre el cese de el director xeral de Administración Local, Norberto Uzal, Alfonso Rueda ha enmarcado esta dimisión "dentro de la normalidad" y la ha achacado a motivos personales, ya que "llevaba desde el año 2009" en un alto cargo y "llega una momento en el que uno decide iniciar otra etapa profesional".

"Esto es absolutamente normal, algún día me tocará a mí, algún día les tocará a todos", ha afirmado, antes de dejar claro que "por circunstancias del trabajo no fue", al tiempo que ha negado "interpretaciones" de la dimisión que "no tienen ningún sentido". "Seguimos siendo amigos", ha agregado.

Así, espera "acertar" con su relevo, porque "es un puesto muy importante" y "en el siguiente Consello de la Xunta irá la sustitución". Sobre esta cuestión, no ha querido revelar el nombre del sucesor, porque esa persona no le ha dado todavía la "autorización para hacerlo público".

Administración y fusión

Preguntado por las críticas de alcaldes gallegos a la reforma de la Administración local, Rueda ha apuntado que: "Es un malestar que nosotros entendimos".

En este sentido, remarca que las alegaciones de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) "coinciden en gran parte" con las de la Xunta, ya que el texto "tiene muchísimas cosas que mejorar".

Sobre futuras fusiones, se ha referido a que "esa pica en Flandes" de Oza y Cesuras, "ya provocó que más de un alcalde viniera a hablar" con la Xunta y "preguntar qué hay que hacer para esa fusión", en lo que considera "un interés fundado". "Yo aguardo que una más, no sé si a corto plazo o un poco más a medio, algo más tiene haber seguro", ha agregado.

Sobre la decisión del presidente de la gestora de Oza-Cesuras de subirse el sueldo, Rueda ha lamentado que "fue errónea" y ha explicado que así se lo "hizo saber", aunque "considera un acierto rectificar".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.