Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado viernes 29 de noviembre a nueve personas, cuatro de ellas menores, como presuntos responsables de los delitos de robo con violencia, lesiones, desórdenes públicos, asociación ilícita y amenazas al propietario de un bar, situado en la calle Cervantes de la capital malagueña.

Los hechos que originaron la investigación policial ocurrieron durante la noche del pasado 23 de noviembre, cuando, según ha informado la Policía Nacional este domingo en un comunicado, un ciudadano propietario de un restaurante de la calle Cervantes de la capital interpuso una denuncia en la comisaría de Centro, esgrimiendo que un grupo formado por unos 15 jóvenes le habían agredido a las puertas de su establecimiento.

Ese mismo día, otro vecino relataba ante los agentes de la comisaría de El Palo, que también un grupo de 15 chicos le asaltaron sin mediar palabra, le golpearon y le sustrajeron su teléfono móvil.

Dos días después, el pasado 25 de noviembre, otro empresario denunció, en la comisaría de Centro, los daños que un grupo de jóvenes habían causado en el interior de su negocio, una cafetería situada en la calle Cervantes.

Así, dado que los hechos habían ocurrido en la zona de La Malagueta, agentes de la comisaría de Distrito Este se hicieron cargo de la investigación y centraron sus pesquisas en torno al lugar donde se habían producido los sucesos.

Tras duras investigaciones, los agentes consiguieron averiguar la identidad de nueve personas —cinco jóvenes españoles con edades entre 18 y 19 años y cuatro menores—, que habrían sido los responsables de los altercados anteriormente descritos y que, tras las comprobaciones pertinentes, fueron detenidos.

Las pesquisas concluyeron en que los detenidos —vecinos de la zona—, al parecer, actuaron en grupo y sin que existiera provocación ni problema previo. De esta manera, según las investigaciones policiales, los detenidos agredieron a estas personas de forma sorpresiva y sin opción a defenderse.

Consulta aquí más noticias de Málaga.