Contra la sentencia del Prestige
Miles de personas participaron en la manifestación de Santiago de Compostela convocados por la plataforma Nunca Máis para expresar el rechazo a la sentencia del Prestige. EFE

Miles de gallegos han salido este domingo a las calles de ocho ciudades gallegas convocados por la plataforma Nunca Máis para reclamar "dignidad y justicia" tras la sentencia "injusta e impune" sobre la catástrofe originada por el petrolero Prestige en noviembre de 2002.

La protesta en A Coruña ha superado los 5.000 asistentes, según la Policía local, y ha rozado los 10.000 para la organización Las marchas han partido al mediodía con el lema "Contra la impunidad, por la dignidad del pueblo gallego" y han recorrido las calles de A Coruña, Ferrol, Foz, Lugo, Ourense, Pontevedra, Vigo y Santiago de Compostela, en las que han ondeado las negras banderas de Nunca Máis, acompañadas por otras políticas, como las del BNG, o sindicales de CC OO o la CIG.

En Santiago, la manifestación ha partido de la Alameda y ha recorrido el casco histórico de la ciudad hasta finalizar en la plaza de la Quintana, donde ha sido secundada por políticos, entre ellos del PSOE y Anova, y amenizada por gaiteiros.

Suso de Toro, portavoz de Nunca Máis, ha calificado de "injusta" e "inaceptable" la sentencia, con un sumario "mal instruido deliberadamente", por lo que ha querido trasladar su "repudio" a un fallo por el que "no pasa la ciudadanía gallega" tras la mayor catástrofe medioambiental en la historia de España.

El tribunal del Prestige hizo pública en noviembre la sentencia tras diez años de instrucción y nueve meses de juicio oral, en la que absolvió al ex director general de la Marina Mercante José Luis López Sors, al jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos, y al capitán del barco, Apostolos Mangouras, de los delitos contra el medio ambiente, y sólo condenó a este último a nueve meses de prisión por desobediencia.

El fallo eximió además al Estado de sufragar los gastos por los daños originados y ha supuesto que los españoles, especialmente los gallegos, no puedan resarcirse de unos daños morales que la Fiscalía valoró en 1.212 millones de euros, del total de pérdidas provocadas por el hundimiento del petrolero que se cifró en 4.328 millones.

En Ferrol, la protesta de Nunca Máis ha coincidido con la del naval Tras la sentencia, ante la que tanto el Gobierno central como la Xunta también han anunciado un recurso, Nunca Máis llevará adelante el suyo "hasta el final para defender los derechos de la ciudadanía y la población gallega". "Después de once años tenemos fatiga pero continuaremos hasta el final, hasta los tribunales europeos, para que se esclarezcan las causas, las responsabilidades políticas, la reparación de daños y que pague quien tenga que pagar", ha aseverado a los periodistas.

"Estamos aquí porque con esta sentencia la impunidad va a ser la norma", ha asegurado a los periodistas Xosé Cadaveira, uno de los ciudadanos que ha asistido a la marcha, cuya opinión ha sido compartida por otros participantes que han preferido mantener el anonimato.

Asimismo, en Vigo miles de personas han participado en la manifestación desde la Plaza de España hasta la Puerta del Sol mientras coreaban consignas como "Impunidad, nunca más, Rajoy y Feijóo dimisión". Gaiteiros y tambores amenizaron la protesta hasta el cierre del acto, en el que participaron las dirigentes del BNG Carme Adán, Ana Miranda y Olaia Fernández Davila.

En Ferrol, la protesta de Nunca Máis ha coincidido con la del naval, que ha abarrotado la Plaza de Armas y a la que han asistido el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, o el escritor gallego Manuel Rivas, quien ha asegurado que si el Prestige se hubiera hecho en Ferrol no se hubiera hundido. "Nunca más el veto del naval", han coreado los asistentes a la protesta, que han recriminado a la Xunta que su compromiso sobre la construcción de los floteles "es un arma electoral del PP".

Lugo también ha contado con una gran asistencia a la manifestación, que en A Coruña ha superado los 5.000 asistentes, según la Policía local, y ha rozado los 10.000 para la organización, que han colapsado el recorrido entre la Casa del Mar y la Plaza de Orense para protestar por la ausencia de culpables en la sentencia.

Protestas fuera de Galicia

Las manifestaciones también se han extendido a otras ciudades españolas, como Madrid (en la plaza de Lavapiés, donde se han concentrado 30 personas) y Barcelona (en la plaza de Sant Jaume), y ha traspasado fronteras con otras tres movilizaciones en Londres, la Bretaña francesa y Praga.

La protesta en Le Croisic estaba convocada por el Colectivo Ciudadano Antimareas Negras y ha sido especialmente simbólica, puesto que esta ciudad francesa fue el epicentro de la catástrofe del Erika en 1999.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.