Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado 21 de noviembre a cuatro personas que integraban un grupo organizado que se dedicaba a la estafa mediante falsedad documental en los expedientes que tramitaban sobre cambios de titularidad de vehículos en la Jefatura Provincial de Tráfico de Málaga.

El fraude consistía en recortar del impresos del modelo la parte del importe a pagar en concepto de impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados de escaso valor y pegársela a cambios de titularidad de vehículos de alta gama que debían abonar un impuesto más alto, tal y como ha informado la Policía Nacional este domingo a través de un comunicado.

Así, la investigación policial comenzó a raíz de la denuncia que presentó la jefa Provincial de Tráfico, Trinidad Hernández, el pasado 30 de septiembre en la comisaría provincial de Málaga. De esta manera ponía en conocimiento de la Policía Nacional que, funcionarios de Tráfico se habían dado cuenta de un posible fraude en varios cambios de titularidad de vehículos de alta gama.

Los empleados de Tráfico se dieron cuenta del casos de la transferencia de un todoterreno de gama alta que suele pagar una tasa en torno a 1.100 euros y que habían abonado sólo 20,28 euros.

De esta manera, los agentes policiales identificaron a los antiguos propietarios de los vehículos, a los actuales y a los tramitadores de los citados expedientes. La investigación ha puesto al descubierto un grupo de cuatro personas que se hacían pasar por gestores y que cobraban supuestamente a los clientes tan sólo 10 euros de comisión por el trabajo de gestionar el cambio de titularidad de los vehículos.

Uno de los expedientes irregulares era el cambio de titular de un todoterreno de alta gama, cuyo impuesto de transmisiones ronda los 1.100 euros. Los tramitadores cobraron al cliente 1.500 euros en concepto de tasas impuestos y comisión por las gestiones.

Sin embargo, en el trámite a realizar en Tráfico, los detenidos presentaron una fotocopia con el encabezamiento de vehículo de lujo y el importe de 20 euros, correspondiente a un ciclomotor viejo. Dicha manipulación era fotocopiada de manera que era inapreciable. Así, los tramitadores estafaban a la administración al no pagar el impuesto pertinente y, por otro lado, a sus propios clientes, ya que se apropiaban del dinero que estos les habían pagado para el trámite real.

Los cuatro detenidos, con edades comprendidas entre los 30 y los 42 años, a los que los investigadores les atribuyen los delitos de estafa, falsedad documental y pertenencia a organización criminal han sido puestos a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Málaga.