Una cuadrilla de chavales accede al metro a las tantas de una noche de fin de semana, en estado de embriaguez, con ganas de ‘montarla’ y sin intención de pagar. El modo de proceder de los trabajadores del metro no será enfrentarse a ellos de forma directa para evitar que se cuelen. «Les facilitarán el paso para no buscar el conflicto y luego, en la siguiente estación, se les echará el guante».

Con este ejemplo, explicó ayer el director gerente de Metro Bilbao, Rafael Sarria, el protocolo de actuación que seguirán los empleados ante situaciones conflictivas.

Serán, así, los medios de videovigilancia los que capten a los incívicos para que, después, de manera más sosegada y estudiada, se pida cuenta a los infractores. «En Metro Bilbao, el que la hace, la paga», dijo Sarria. El año pasado, entre enero y septiembre, Metro Bilbao registró 137 incidentes de este tipo, según datos del Departamento Foral de Transportes. La DYA tuvo que acudir el año pasado en cuatro ocasiones al suburbano por la gravedad de los incidentes.

Un equipo de psicólogos trabaja ya con el personal del metro para que «tengan un trato más humano» con los clientes. Pese a todo, la empresa considera que la razón de la inseguridad radica en el entorno social, por lo que seguirá haciendo campañas de concienciación ciudadana.

Balance de viajeros. Dos millones más

Metro Bilbao cerró 2006 con 79,78 millones de viajes, un 2,54% más que en 2005, sobre todo gracias a tres estaciones: Etxebarri, Ansio y Sestao. Entre ellas, tienen un millón de viajes más. Son 5.000 nuevos clientes al día.

Horario.No se ampliará

Las horas sin metro se usan para poner en condiciones el servicio del día siguiente, según explicó ayer el director. Si hubiera un número alto de clientes que lo reclamara, se estudiarían las posibilidades, dijo.

Presupuesto. Sigue el déficit

Los ingresos del metro en 2006 fueron de 46,3 millones de euros, el 95% de la venta de billetes. Los gastos fueron de 50,5 millones, con lo que el déficit fue de casi 4 millones. Casi la mitad del gasto son de personal.

Un notable alto para el transporte

Metro Bilbao recibió el año pasado un notable alto por parte de sus viajeros. En concreto, un 8,23 de nota media sobre 10, según la encuesta de la compañía. Lo más valorado es la limpieza, la rapidez y la puntualidad, con notas entre el 8,58 y el 8,81. Por el contrario, el precio, la información y la seguridad es lo que menor nota obtiene, entre un 6,96 y un 7,86.