El portavoz de Unión Progreso y Democracia en el Ayuntamiento de Murcia, Rubén Juan Serna, pide la retirada de la tasa establecida por el Consistorio en virtud de la cual se cobra al vecino la segunda medición del ruido generado por un establecimiento, cuando el resultado no vulnere los límites máximos establecidos.

De esta manera, UPyD Murcia apoya las demandas de la Asociación vecinal 'No Más Ruido', que exige la retirada de dicha tasa, según han informado fuentes de la formación 'magenta' en un comunicado.

Serna indica que desde UPyD instarán a la responsable de la concejalía de Economía y Hacienda, Isabel Martínez Conesa, a que elimine de las ordenanzas fiscales la posibilidad de gravar económicamente un segundo estudio de sonometría.

"Cobrar por esta segunda medición, en los casos en los que los ciudadanos se vean afectados por el ruido emitido desde un local anejo a una vivienda y el resultado no incumpla con los límites máximos establecidos, supone colocar a los vecinos en una situación de indefensión", añade.

Serna explica que pueden darse casos en los que el ruido generado desde la llamada de un vecino pidiendo el servicio de sonometría, hasta que esta finalmente se realiza, disminuya, "cuando unos minutos antes sí que superaban dichos límites máximos".

"Esto, además de producir un efecto disuasorio en las denuncias por la amenaza de tener que pagar una tasa, puede causar un perjuicio económico evidente para el vecino, por lo que entendemos que la petición de este servicio no debe suponer coste económico alguno", concluye el edil.

Consulta aquí más noticias de Murcia.