La enseñanza del euskera en los colegios parece que necesita un cambio. El 80% de los alumnos vascos estudian total o parcialmente en lengua vasca, pero sólo un tercio domina el idioma al terminar la ESO. Por eso, el Consejo Escolar de Euskadi, que representa a los padres, alumnos y profesores, propone al Departamento de Educación cambiar de arriba abajo el sistema ahora en vigor.

Quiere que cada colegio oferte un solo modelo de enseñanza en euskera. El centro tendría que dar un mínimo de asignaturas en castellano y en euskera. A partir de ahí, la dirección dará más peso al idioma que menos dominen sus alumnos. Así, un colegio de Ondarroa reforzaría más el castellano y uno de Sestao más el euskera. La meta es que todos los alumnos sean bilingües al terminar la ESO.

De este modo, desaparecerían los actuales modelos lingüísticos A (sólo castellano), B (castellano y euskera) y D (sólo euskera).

La idea llega cuando el Gobierno vasco se plantea cambiar su política lingüística porque no funciona. El 8 de marzo presentará en el Parlamento vasco su nuevo plan.

El Consejo pide también que Educación marque unos niveles mínimos y recomendables de euskera al que los alumnos deben llegar. Para comprobarlo, recomienda que al término de primaria y secundaria haya un examen de euskera escrito y oral. Éste sólo sería de diagnóstico; no contaría para la nota.

«Para muchos, el euskera es sólo un idioma académico», lamenta Konrado Mugertza, presidente del Consejo Escolar de Euskadi. Propone llevar el idioma al patio, al comedor y a casa.

NUEVO PLAN

Errores

La división en modelos ha generado que en el de castellano haya guetos de inmigrantes y clases socialmente altas.

Poco a poco

El nuevo plan empezaría en cursos inferiores. No influiría a actuales alumnos.

Profesores con euskera

Todos los centros tendrían materias en euskera y castellano. Es imprescindible que todos los profesores sean bilingües.