Que el amor y la madurez no están reñidos bien lo saben los valencianos. En la última década se han casi triplicado las bodas entre personas mayores de 40 años.

En 1996 se dieron el «sí quiero, aunque no sé por cuanto tiempo» 999 alicantinos, castellonenses y valencianos. Y en 2005 (últimos datos disponibles en el Instituto Nacional de Estadística, INE) la proporción ha crecido a casi el triple, 2.881.

Uno de los motivos de este vuelco estadístico lo encontramos, según los expertos, en la dificultad que tienen los jóvenes valencianos a la hora de encontrar una vivienda, no por falta de ganas, sino de dinero.

Otras razones son la ya casi absoluta incorporación de la mujer al mercado laboral y el aumento de separaciones y divorcios. Precisamente, muchas de las personas que decidieron casarse con más de 40 años ya habían puesto punto final a un matrimonio anterior.

En la provincia de Alicante, 568 parejas estaban divorciadas; en la de Castellón, 171 contrayentes, y otros 843 en la de Valencia.

El 50% de las bodas gays

Respecto a las bodas homosexuales, en 2005 se celebraron en la Comunitat 145 casamientos entre hombres y 55 entre mujeres. En estas bodas, la mitad de los contrayentes habían cumplido los 40 años: 24 enlaces entre mujeres y 72 entre hombres.

En toda España se registraron 1.269 bodas gays, 914 entre varones y bastantes menos, 355, entre féminas.

Jubilación y boda, a la vez

El amor tampoco entiende de edad. Por eso los hay que deciden pasar por la vicaría o por el juzgado cuando se jubilan. Si en el año 1996 fueron 295 los matrimonios con 60 primaveras, otoños, veranos e inviernos, 10 años más tarde ya alcanzaban los 400 casos. Y es que los tiempos han cambiado y con ellos las costumbres sociales de casarse lo más pronto posible. En 2005 sólo 651 parejas menores de 20 años se juraron amor eterno, y lo firmaron, en nuestra Comunitat. En cambio, una década antes se celebraron en las provincias de Alicante, Valencia y Castellón, 1.539 enlaces entre casi adolescentes.