La Xunta está impulsando la puesta en marcha en Galicia de la campaña 'Uno de cada cinco', promovida por el Consejo de Europa para avanzar en la prevención y sensibilización hacia el abuso sexual a niños.

La conselleira de Traballo, Beatriz Mato, ha presentado este lunes el proyecto en Santiago de Compostela acompañada de la directora del departamento de igualdad y dignidad humana del Consejo de Europa, Elda Moreno.

Durante su intervención, Beatriz Mato ha destacado la dificultad de dar respuesta a una problemática que "en muchas ocasiones es difícil de detectar" y "siempre es complicada de abordar".

Unicef estima que uno de cada cinco niños en el mundo es víctima de algún tipo de violencia sexual, ha alertado Elda Moreno, aunque ha indicado que la cifra probablemente sea mayor, sobre todo si se tienen en cuenta los casos de abuso sexual a través de las nuevas tecnologías.

Entre el 75 y el 80 por ciento de los agresores de estos niños son, además, personas de su entorno, con los que tienen confianza. En el otro lado de la balanza, ha explicado Moreno, únicamente llegan a denunciarse un 10 por ciento de los casos.

Por ello, la campaña se centra tanto en alertar sobre la extensión de este problema como en dar a padres y niños claves para detectar comportamientos que puedan indicar que se está produciendo una situación de abuso sexual.

La campaña emplea para esto un libro y su correspondiente material de trabajo que, bajo el título, 'La regla de Kiko' ayuda a los más pequeños a diferenciar "qué clase de comportamiento es admisible y cual no lo es", al tiempo que facilita la comunicación con los padres.

Tal y como aborda la campaña, "el primer núcleo para abordar esta cuestión es el familiar", según ha explicado Beatriz Mato, que ha recordado que es necesario tener un ambiente "tranquilizador, receptivo y nada intimidatorio". Asimismo, es necesario prestar atención en el ámbito escolar.

Protección de la infancia

Beatriz Mato ha hecho hincapié en la apuesta del Gobierno gallego por la protección de la infancia, a través de la puesta en marcha de herramientas, instrumentos y protocolos para facilitar la detección y comunicación de cualquier tipo de maltrato.

Así, Mato h a hecho referencia a la línea telefónica de ayuda a la infancia, que facilita que los niños expresen sus preocupaciones y reciban ayuda profesional, así como que los adultos puedan comunicar sospechas de forma anónima.

Desde el año 2009 hasta ahora se recibieron en este número cerca de 8.000 llamadas. En concreto, en 2012 hubo 1.483 llamadas, de las que 142 fueron por sospechas de maltrato.

Por otra parte, la Xunta mantiene activo el Registro Unificado de Maltrato Infantil, una herramienta informática en la que se registran las posibles situaciones de malos tratos, simplificando los trámites, reduciendo los tiempos de intervención y mejorando la eficacia de la actuación pública.

Asimismo, el Gobierno gallego lleva a cabo otros programas, como el de integración familiar, en colaboración con la Fundación Meniños. Este programa está dirigido a menores y familias en las que se producen situaciones de maltrato o desprotección.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.