Una pareja de jóvenes ingleses espera desde hace cinco días que alguien encuentre a su perro Snowy, que se perdió en el aeropuerto de Barajas el miércoles, y ofrece una recompensa de 10.000 euros a quien se lo entregue porque están "desesperados".

El suceso ocurrió el pasado miércoles por la tarde, cuando Madeleine Duce y su novio Harry llegaron a Barajas procedentes de Londres en un vuelo de Air Comet con la intención de continuar viaje hacia Alicante para ver a un amigo.

Al ir a buscarlo, se les comunicó que "sólo estaba la caja"
Antes debían recoger en la zona de carga de Barajas a su perro Snowy, que no viajó con ellos sino en un avión de carga de Iberia, pero al ir a buscarlo les comunicaron "que sólo estaba la caja".

Los jóvenes pidieron entrar en la zona restringida del aeropuerto para buscar al animal, "porque nos dijeron que le habían visto y creíamos que acudiría al vernos u oirnos", y les dejaron hacerlo acompañados por personal de seguridad, pero el perro no apareció.

Fuentes de Iberia explicaron que esta compañía gestionó la entrada de los afectados en zona restringida cuatro veces "de manera excepcional, ya que no es el trámite habitual, y porque el perro parecía que estaba localizado en un sitio determinado".

La compañía pagó a los jóvenes su alojamiento en un hostal de Madrid durante tres días "por motivos humanitarios, ya que no hay ninguna obligación en estos casos", y a partir de ese momento les explicó que tendrían que alojarse por su cuenta y esperar noticias.

Los jóvenes decidieron entonces ofrecer 10.000 euros a la persona que encuentre a Snowy, a pesar de que ahora mismo no tienen dinero "ni para pagar el alojamiento en el hostal", ya que están "desesperados" y quieren "que el animal aparezca como sea, porque lo queremos como a un niño".

Madeleine y Harry aseguran que el martes dejarán el hostal y se instalarán en el aeropuerto de Barajas "todo el tiempo que haga falta, hasta que el perro aparezca".