El operario, de 37 años, recibió un fuerte impacto en la cabeza mientras arreglaba un frigorífico en un local de hostelería. El colectivo considera que este tipo de accidentes «se repiten una y otra vez».