'Sukhumi, Abkhazia, 2007'
Antiguo restaurante cerca de Sochi, en Sujumi  (República independiente de Abjasia), destruido en el conflicto (aún latente) entre Abjasia y Georgia en los noventa © Rob Hornstra / Flatland Gallery

Ansioso siempre por retratar los recovecos, las pequeñas historias y la vulgaridad de la vida cotidiana rusa, el holandés Rob Hornstra (1975) empleó en su último proyecto cuatro años en fotografíar Sochi: futura sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014, a la que el autor define como "la Florida de Rusia, pero en barato", vacía y solitaria en invierno, ubicada en un terreno conflictivo y deprimido aunque en apariencia sea un paraíso veraniego.

El sincero y evidente contraste entre la construcción de las relucientes instalaciones para el evento deportivo y la pobreza de la región costera subtropical del Mar Negro provocaron que las autoridades rusas prohibieran que la serie de fotos fuera expuesta en Moscú y ahora el gobierno del país le deniega la visa de entrada.

La exposición Gouden jaren: Rob Hornstra’s Rusland (Años dorados: la Rusia de Rob Hornstra) —en el Museo de Fotografía Huis Marseille de Ámsterdam a partir del 14 de diciembre y hasta el 9 de marzo— aprovecha la celebración a lo largo del año 2013 de las relaciones entre Holanda y Rusia para acercarse al "alma rusa". Paradójicamente, en el centro de la muestra está la obra del autor (que ha causado roces diplomáticos entre ambos países) y su serie Sochi Project (Proyecto Sochi).

Artesanos, niños, amas de casa, drogadictos, prostitutas...

No es el primer acercamiento a Rusia de Hornstra. Con un estilo documental, ha fotografiado a habitantes típicos de varias regiones del país desde artesanos, niños y amas de casa hasta drogadictos y prostitutas. El museo Huis Marseille anuncia que presentará una gran retrospectiva con todos los proyectos que ha realizado en el país en la última década, uno de los más recientes —en el que retrató a cantantes de restaurantes baratos en Sochi— ganó el premio World Press Photo en el año 2012.

Los trabajadores del metro de Moscú "son vistos sin que nadie se de cuenta de su presencia"Además de las obras de Hornstra la muestra recoge el trabajo de fotógrafos que completan la panorámica social, como las imágenes del ruso Oleg Klimov (Tomsk - Siberia, 1964), que busca la visión más genuina de su país en las poblaciones a orillas de los grandes ríos Volga, Neva y Oka; vinculados al comercio y a la pesca; o como los retratos que realiza la moscovita Olga Chernysheva (1962) de trabajadores en el Metro de Moscú en la serie On Duty (De servicio), destacando la presencia de quienes "son vistos sin que nadie se de cuenta de su presencia".