Se trata del número 900 383 940, donde los aragoneses podrán informarse y asesorarse sobre todo lo relacionado con la promoción de la autonomía personal y la atención a las personas que se hallen en situación de dependencia. Por el momento, la nueva normativa se apicará sólo a los dependientes de tercer grado (el más grave). Se calcula que en la comunidad hay 9.500 personas en esta situación.