Como marca la tradición, miles de mujeres se reunirán hoy en los alrededores de la iglesia del Portillo para celebrar el día de Santa Águeda. Primero visitan la iglesia (abierta, de 7.00 a 20.00 h) para ver la reliquia de la Santa y comprar la tradicional teta, un dulce de nata, en los puestos que se instalan en la calle.

Boys, drag queens y baile

Luego, las más marchosas se reunirán para comer o cenar y pasar un rato muy divertido bailando o asistiendo a algún espectáculo de boys. La sala 976, por ejemplo, tendrá uno de estos shows de boys por la noche. Otros, como Las Bestias, combinan el striptease con una cena y una actuación de humor. «El boy va por las mesas y las señoras se lo pasan muy bien. Esperamos alrededor de 170 comensales», explican en el restaurante, cuyo menú y espectáculo sale por 22 euros.

En el Fantasy ofrecen su tradicional cena con drag queens que pasan por las mesas y un menú de 34 euros. El plan del Garden es otra alternativa más tranquila, pero no menos divertida: comida o cena con baile, orquesta y disco móvil hasta las 3.00 h, por un precio de 25 a 35 euros.

La historia de la Santa

El senador Quintianus vivía obsesionado con la joven Águeda, pero ella siempre lo rechazaba. Al final, furioso, el senador condenó a Águeda a que le cortaran los senos, y la Santa murió en Sicilia sepultada entre carbones encendidos. Desde entonces, las mujeres católicas veneran a Santa Águeda y le piden fecundidad y buena suerte en los partos.