El 51% de los abogados que trabajan en Galicia aseguran que la administración de Justicia es mala o muy mala y el 28% la califica de regular. Sólo dos de cada diez creen que es buena. Y eso que el 42% considera que en los últimos tres años ha mejorado algo su funcionamiento. Con todo, creen que la Justicia aquí está un poco peor que en el resto de España y, en cualquier caso, apenas llega al aprobado en una escala del 1 al 10.

Así lo refleja la encuesta realizada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre la calidad de la administración de Justicia. Este estudio refleja los problemas que, a juicio de los letrados, más perjudican a este sector. Para el 54%, la lentitud de los procesos es la principal razón de su mal funcionamiento, aunque para tres de cada diez también es importante la escasez de jueces. De hecho, el 82% pide más recursos.

En gallego o castellano

Al margen de esta negativa radiografía de los tribunales, el estudio también aborda la cuestión de la cooficialidad de gallego y el castellano y la aplicación de este bilingüismo en la Justicia.

Así, pese a que el 40% de los abogados reconoce que no dominan el gallego, el 99% asegura que no tiene problemas para entenderse. Pero no siempre es así. El 10% de los letrados dicen que alguno de sus clientes se ha visto perjudicado por no saber uno de los idiomas: el 80% no dominaba el gallego.