«La anorexia crece entre las mujeres de 70 años»
Mª Carmen González.

Más de 200 entidades públicas y privadas se han adherido al pacto social de la Comunidad contra la anorexia y la bulimia –pionero en todo el mundo– que se presentó el viernes.

Adaner, la asociación de afectados y familiares de enfermos de anorexia y bulimia, es uno de los colectivos que participa en la presentación de ideas.

¿Qué tiene de especial esta iniciativa regional?

Aúna, por primera vez, a toda la sociedad. Se han sumado el Gobierno regional, las asociaciones de afectados, los diseñadores, los publicistas...

Habrá un registro de enfermos, ¿no es una forma de estigmatizarlos?

El registro es fundamental para atajar la enfermedad.  Otras patologías como la diabetes disponen de registros y a nadie le sorprende.

Pero, ¿de qué sirve?

Vamos a exigir modelos saludables en la publicidad y  en la moda y se va a controlar la venta de productos milagrosos

Así se podrá investigar más sobre estos trastornos y crear estadísticas para mejorar los tratamientos, todo de forma confidencial.

¿Qué otras medidas concretas se van a adoptar?

Vamos a exigir modelos saludables en la publicidad y  en la moda. Se va a controlar la venta de productos milagrosos, de laxantes y diuréticos. Todas las dietas publicadas deberán estar avaladas por nutricionistas. Habrá personal especializado en los institutos.

Estos trastornos se ceban con los adolescentes.

Sí. Es una edad difícil, de mucha inseguridad con el propio cuerpo. Aunque hay un repunte en niños, desde los 5 años, y en mujeres de más de 70 años.

¿Hay ancianas anoréxicas?

La acumulación de grasa por la menopausia hace que muchas señoras sean debutantes en la anorexia.

¿Qué desencadena esta enfermedad?

La dieta es el factor precipitante. Aunque el primer síntoma coincide con una crisis personal.

¿Llegan a ser felices los anoréxicos?

Jamás. Nadie puede ser feliz cuando toda su vida gira en torno a la comida.

Bio

Esta ama de casa de 59 años está casada y tiene una hija «que está casi recuperada de anorexia». Es madrileña, del barrio de Estrecho.