La Policía Local de Málaga captura a un cerdo vietnamita y a un jabalí

Efectivos del Grupo de Protección de la Naturaleza (Gruprona) de la Policía Local de Málaga han capturado en dos actuaciones a un cerdo vietnamita y a un jabalí que se encontraban sueltos.
Cerdo vietnamita capturado por la Policía Local
Cerdo vietnamita capturado por la Policía Local
EUROPA PRESS/POLICÍA LOCAL MÁLAGA

Efectivos del Grupo de Protección de la Naturaleza (Gruprona) de la Policía Local de Málaga han capturado en dos actuaciones a un cerdo vietnamita y a un jabalí que se encontraban sueltos.

Respecto al cerdo vietnamita, la Sala 092 recibió el pasado 29 de octubre una llamada en la que se informaba de que en el cauce de un arroyo situado en la barriada San Alberto, concretamente junto a la calle del Fandango, se encontraba este animal suelto.

Tras personarse en el lugar, agentes del Gruprona localizaron al animal tumbado sobre el cauce y sin ninguna persona que lo custodiara. Al parecer, llevaba unas tres semanas allí, desconociéndose cómo había llegado.

Los agentes comprobaron que no portaba ningún tipo de chip identificativo, por lo que lo capturaron y trasladaron al Centro Zoosanitario Municipal, según ha informado en un comunicado la Policía Local.

JABALÍ

Por otro lado, el pasado 14 de noviembre recibieron varias llamadas en la Sala 092 advirtiendo varios conductores de que acababan de ver un jabalí suelto por la avenida San Isidro.

Asimismo, momentos después se recibió otra llamada en las dependencias de la Jefatura de Policía de Barrio del Distrito Este en la que comunicaban que lo habían visto dirigirse hacia el arroyo Jaboneros.

Hasta ese lugar se desplazaron varias unidades de la Policía Local, entre ellas una dotación del Gruprona, cuyos agentes utilizaron una cuerda a la que hicieron un lazada para capturar al animal.

Al final, entre todos los agentes actuantes se le hizo un cerco, acorralándolo e impidiendo su escapatoria. En ese momento aprovecharon para agarrarlo y sujetarlo, colocándole el lazo en el cuello y reduciéndolo.

Una vez sujeto, fue necesario inmovilizarle las patas y el hocico con la ayuda de una cinta de precintos, evitando con ello cualquier mordisco o patada por parte del animal.

Los policías locales comprobaron que se trataba de un ejemplar adulto, siendo necesaria la colaboración de hasta seis agentes para poder realizar su traslado desde el arroyo hasta un vehículo. Finalmente, fue depositado sano y salvo en el Centro Zoosanitario Municipal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento