Cantabria defenderá un nuevo modelo de financiación autonómica "sin injusticias", que "respete la solidaridad interterritorial" y en el que los criterios de dispersión y envejecimiento de la población recuperen peso para conseguir que la comunidad autónoma sea la "primera" en financiación per cápita, puesto que, según el Gobierno regional, se ha perdido con el actual modelo.

Así lo ha asegurado este lunes en el Pleno, en una interpelación del PRC sobre la negociación de la financiación autonómica con el Gobierno de España y el resto de comunidades autónomas, el consejero en funciones de Economía y Hacienda, Francisco Rodríguez Argüeso, quien ha explicado que, aunque el actual modelo se aprobó en 2009, el primer ejercicio en el que estuvo a pleno rendimiento, con todos sus parámetros, fue 2012.

Y basándose en la liquidación provisional de este ejercicio, ha asegurado que Cantabria ya no es la comunidad autónoma que más recursos recibe per cápita. En respuesta al PRC, que ha pedido al Ejecutivo regional que se comprometa a defender ante el Gobierno de España y el resto de comunidades autónomas que Cantabria será la primera en financiación per cápita, Rodríguez Argüeso ha asegurado que lo hará, pero basándose en "criterios técnicos".

Ha asegurado que "gracias" al modelo de financiación que apoyaron PRC y PSOE, Cantabria ya no es la comunidad autónoma que más recursos per cápita recibe.

Tras recordar que Cantabria ocupó el primer puesto en financiación per cápita en el modelo de financiación que aprobó el PP, que fue sustituido por el actual con el que, a su juicio, la comunidad autónoma "pierde recursos año a año", ha acusado a la oposición de haber permitido que en él el criterio de la dispersión perdiese peso, algo que quiere "corregir" el PP.

Según el consejero, que el criterio de dispersión recupere más peso no sólo favorece a Cantabria, sino que la comunidad autónoma lo "necesita". Respecto a la financiación per cápita, ha señalado que Cantabria "evoluciona a la baja" y es "una de las pocas" a la que le ocurre esto.

Además, Rodríguez Argüeso se ha quejado de que Cantabria, de los 11.000 millones de euros previstos en los fondos adicionales de cooperación y de competitividad, ha recibido 110, aproximadamente un uno por ciento, menos de lo que le corresponde por la aportación de la comunidad autónoma al Producto Interior Bruto (PIB) nacional.

En cuanto a los plazos, el consejero ha opinado que el nuevo modelo de financiación autonómica no se va a aprobar en, "al menos", un año. Mientras, la diputada del PRC Eva Bartolomé ha opinado que el Gobierno de Cantabria (PP) se "plegará" a lo que le diga el Ejecutivo central como, a su juicio, ha ocurrido con el tema del déficit.

Bartolomé ha afirmado que Cantabria "va a seguir perdiendo" en el nuevo modelo de financiación, mientras se va a favorecer a otras como la Comunidad Valenciana, Murcia y Cataluña.

Ayudas a los ayuntamientos para la contratación de parados

Por otro lado, el consejero de Economía y Hacienda en funciones ha señalado que el Gobierno espera pagar antes de fin de año a los ayuntamientos la "totalidad" de las ayudas a la contratación de desempleados para obras y servicios de interés general y social. Así lo ha señalado a preguntas de la diputada del PRC Matilde Ruiz, quien ha asegurado que el anterior Gobierno (PRC-PSOE) "lo pagaba bastante antes" y a veces incluso anticipaba una parte.

La parlamentaria regionalista ha afirmado que los ayuntamientos han tenido que adelantar ese dinero porque si no los trabajadores contratados "no cobran", y ha advertido que en estas condiciones, al tener "menos dinero" por la eliminación del Fondo de Liquidez, puede que se planteen acudir a la nueva orden publicada el 21 de octubre, que tendrá dos convocatorias con una dotación total de 14 millones de euros.

Una orden de ayudas con la que el PRC entiende que el Gobierno está haciendo "propaganda electoral" porque la segunda convocatoria "acaba en febrero de 2015".

Rodríguez Argüeso le ha replicado que "tradicionalmente" estas ayudas se han pagado a los ayuntamientos por estas fechas, "un mes antes un mes después". "No es cierto que se pagaba mucho antes y que se les adelantase", ha asegurado, tras destacar que la cantidad que destinaba el anterior gobierno a estas ayudas era "ínfima".

"Ya les gustaría a los ayuntamientos que hace años se les tratase como se les va a tratar en los presupuestos de 2014, nunca han tenido más financiación autonómica", ha asegurado.

IMPUESTOS

Antes de esta interpelación, el Pleno del Parlamento ha rechazado, en virtud de la mayoría absoluta del PP, una moción del PRC, apoyada por el PSOE, que instaba al Gobierno a suprimir el tramo autonómico del impuesto sobre hidrocarburos -el denominado 'céntimo sanitario' que el Gobierno va a reducir a la mitad en 2014-; así como a rebajar el canon de saneamiento introduciendo bonificaciones para las rentas más bajas; y a introducir mayores criterios de progresividad en la distribución de la presión fiscal, para conseguir una fiscalidad "socialmente más justa".

La propuesta ha sido defendida por la diputada Alodia Blanco, quien ha sostenido que es "mentira" que el Gobierno baje los impuestos a los ciudadanos en la reforma fiscal anunciada para 2014. Además, ha denunciado que el PP ha creado 16 nuevas tasas en lo que va de legislatura, y ha aumentado la cuantía de las ya existentes "un nueve por ciento", el "doble" -ha dicho- de la subida acumulada por el IPC en ese tiempo.

En la misma línea, la portavoz del PSOE y exvicepresidenta regional, Lola Gorostiaga, ha afirmado que el PP, desde que gobierna "ha subido todos los impuestos indiscriminadamente a todo el mundo", y le ha reprochado que no haya incluido la rebaja del canon de saneamiento en el proyecto de Ley de Medidas Fiscales que acompaña a los presupuestos, que modifica 26 leyes.

La regionalista Alodia Blanco ha hecho la misma crítica y además ha reprochado al Gobierno que ni siquiera haya tenido la "picardía" o la "voluntad" de excluir al canon de saneamiento de la subida del uno por ciento prevista en 2014 para todas las tasas y precios públicos.

Por parte del PP, el diputado Luis Carlos Albalá ha defendido que el Gobierno ha tenido que subir la presión fiscal a los ciudadanos porque se encontró "un estado de bienestar en quiebra técnica" por la gestión del anterior gobierno PRC-PSOE y que ha tenido que "rescatar".

Ha reiterado que el futuro proyecto de Ley de Abastecimiento y Saneamiento recogerá los cambios en el canon de saneamiento, que será "el más social", y ha subrayado que la reforma fiscal de 2014 "comienza a cumplir el compromiso de rebaja fiscal del PP". Así, ha recordado que con la rebaja a la mitad del 'céntimo sanitario' -del máximo actual de 4,8 céntimos de euros por litro a 2,4 céntimos-, Cantabria dejará de recaudar 10 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.