Este lunes comienza en el seno del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva la Sección 'Libertadores', un ciclo inédito en el Iberoamericano y también en el resto del mundo, puesto que las seis películas que componen la sección jamás han sido exhibidas de forma conjunta. Y también han sido presentadas por José María Morales, productor de Wanda Films, que ha hecho posible estas obras en coproducción con Lusa Films y TVE.

Con 'Libertadores', los espectadores podrán conocer mejor, a través de la visión de seis directores iberoamericanos, las gestas de los libertadores de países como Argentina, Uruguay, México, Cuba, Venezuela y Chile, que desembocaron en la emancipación de estos pueblos de las naciones que en aquel momento los gobernaban.

"Hemos hecho lo que mi gran amigo Sancho Gracia, que hoy falta en esta mesa, quería: los hemos bajado del caballo", ha explicado José María Morales, que ha dejado claro que fue el desaparecido actor quien comenzó la aventura de hacer estas grandes películas sobre los libertadores de Iberoamérica. "Queríamos enseñar la parte más humana, los aspectos más desconocidos de estas figuras", ha relatado Morales, que ha dejado claro que no se aumentará la colección con ninguna otra película.

Libertadores está compuesta por 'Revolución, el cruce de los Andes' (Argentina, 2010), de Leandro Ipiña, relata el primer cruce de los Andes por parte de José Francisco de San Martín; 'Bolívar, el hombre de las dificultades' (Venezuela, 2013) de Luis Alberto Lamata, un retrato del militar y político desde la perspectiva del hombre, no del héroe ni del prócer, sino del ser humano, durante su estancia en Jamaica; 'Hidalgo, la historia jamás contada' (México, 2010) dirigida por Antonio Serrano, con la que Demian Bichir ganó un Colón de Plata al mejor actor; 'La Redota, una historia de Artigas' (Uruguay, 2011), de César Charlone, que se centra en la figura de José Gervasio Artigas, considerado máximo prócer de Uruguay.

Además, 'El niño rojo (O'Higgins)' (Chile, 2013) dirigida por Ricardo Larain, que cuenta la infancia y juventud del padre de la patria; y 'José Martí, el ojo del canario' (Cuba, 2010), de Fernando Pérez, que trata la vida de Martí entre los nueve y los 17 años, la única época en que conoció de cerca su patria y aprendió a amarla y entenderla.

Algunas de estas películas, producidas por José María Morales (Wanda Films) en coproducción con Lusa Films y TVE, ya han sido programadas en anteriores ediciones del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva e, incluso, han protagonizado galas y han recibido premios del palmarés. La gran novedad de este año reside en la proyección de toda la colección y el estreno nacional de 'Bolívar, el hombre de las dificultades' y 'El niño rojo (O'Higgins)'.

'

Pecado fatal'

El director Luis Diogo ha superado las limitaciones de su humilde presupuesto para traer hasta el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva 'Pecado fatal'.

Cuando Lila llega a la vida de Nuno, un joven divorciado que necesita alquilar una habitación para poder mantener la casa en la que vive, este no sabe la importancia que adquirirá la chica en su vida. Nuno comete esa noche un grave pecado que condicionará su relación con Lila, de la que poco a poco se irá enamorando.

A su vez, Lila trata de buscar a su madre para averiguar por qué la abandonó en un contenedor de basura cuando estaba recién nacida, algo que ha marcado profundamente su carácter y sus principios morales: Lila no quiere en su vida más traiciones ni mentiras, algo que deja claro a Nuno desde el principio.

Así afronta Luis Diogo su primer largometraje como director, guionista y productor, 'Pecado fatal' (Portugal, 2013), una historia de amor sencilla sobre la que siempre flota el peso de un secreto y que el director, cuya profesión habitual es la de profesor de dibujo en un instituto de su localidad de procedencia, ha conseguido producir con tan sólo 10.000 euros.

Los límites presupuestarios no han sido un freno para que Diogo cuente una historia que escribió tiempo atrás, cuando se dedicaba sobre todo al trabajo de guionista. "Tenía muchos guiones ya escritos que no se vendían, así que decidí hacer mi propia película", comenta Diogo. "Rodé en mi localidad, en mi casa, con mi coche, y todo el equipo, que tiene otras profesiones, hizo la película en 17 días", recuerda. "Me di cuenta de que hacer un largo no es como hacer tres cortos", confiesa, "no es tres veces más difícil, es veinte o treinta veces más difícil".

Su actor principal, Miguel Meira, también está en el Iberoamericano apoyando a su director y a esta, su primera película, puesto que antes solo había tenido pequeñas participaciones. "No ha sido fácil construir el personaje", ha explicado Meira, "hay muchos momentos en los que tanto el director como yo mismo no sabíamos qué dirección iba a tomar el personaje de Nuno".

'WORKERS'

De otro lado, en otra película Rafael es un hombre salvadoreño que vive y trabaja de forma irregular en México. Después de 30 años de trabajo, la empresa para la que presta servicio decide no brindarle su jubilación, aprovechándose y chantajeándolo con su condición de ilegal. Por su parte, Lidia es una empleada al servicio de una anciana millonaria que dispone en su herencia dejar todo su patrimonio a su perro, al que deja, a su vez, al cuidado de sus fieles empleados, los mismos para los que no ha tenido ni un miserable detalle.

Son ejemplos de injusticias sociales y laborales que se dan en la vida real, aunque 'Workers' (México/Alemania, 2013) es una ficción, una hipérbole de situaciones que, aunque nos parezcan mentira, se han producido en algún momento, en países occidentales y en la época actual.

El realizador salvadoreño nacionalizado mexicano José Luis Valle encomienda a su actriz principal, Susana Salazar, la tarea de traer hasta el Festival de Cine Iberoamericano su primera película de ficción, un trabajo que viene precedido de grandes críticas. En la rueda de prensa celebrada este lunes en la Casa Colón, Salazar ha destacado el toque de humor ácido con el que Valle ha acometido esta historia de encuentros y desencuentros, y que, pese a no ser su intención afrontar la situación sociopolítica de México, queda patente a lo largo de la cinta, una película que, como la califica su director, es "de largos alientos".

"'Workers' habla de la solidaridad y de la toma de conciencia de las propias carencias, que es lo que hace que los personajes cambien su actitud hacia la vida", ha explicado Susana Salazar, la única del equipo que no procede de Tijuana, localidad donde se ha rodado esta película. Su localización, en una ciudad que supone un paso obligado para la inmigración centroamericana hacia Estados Unidos, también marca esta historia.

Consulta aquí más noticias de Huelva.