En torno a 1.300 trabajadores de la Empresa Pública de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (Geacam) comienzan desde este lunes su nuevo contrato como personal fijo-discontinuo.

Estos trabajadores comienzan de esta manera su periodo de tres meses en el paro aceptando la conversión de sus contratos tras un acuerdo de novación individual, firmado entre empresa y trabajador, que contempla un periodo de inactividad de tres meses este año para quien se acoja a él

Asimismo, el documento conlleva una garantía de percepciones mínimas de la plantilla durante los periodos de inactividad, y se ofrece trabajar en otras actividades que encomienden a Geacam fuera de los meses que contempla la campaña de extinción de incendios, junto a otras muchas medidas reflejadas en el compromiso adquirido.

Consulta aquí más noticias de Toledo.