El Departamento de Educación del Gobierno de Navarra promoverá la implicación de los padres en la formación de sus hijos a través de contratos suscritos entre las familias y los centros educativos, en los que quedarán plasmados compromisos concretos para ambas partes.

El objetivo es mejorar el resultado académico de los estudiantes, en la línea de lo establecido por estudios internacionales, que certifican que una colaboración activa entre docentes y progenitores mejora el rendimiento escolar de los alumnos, según ha informado el Gobierno foral en un comunicado.

Los denominados 'contratos de colaboración entre familias y centros', que tendrán un carácter voluntario, están pensados para aquellos estudiantes con peores resultados y recogerán compromisos personalizados para cada uno. Está previsto que estén disponibles para el curso que viene, una vez que el Departamento de Educación establezca las líneas de orientación y los aspectos comunes.

La iniciativa ha sido presentada este lunes por el consejero de Educación, José Iribas, en una nueva edición de los encuentros 'Hablamos de Educación', junto con otras medidas impulsadas por su departamento para mejorar el rendimiento académico de los alumnos, como el fomento de valores como el esfuerzo, el respeto, el orden y el trabajo, así como la implicación y colaboración entre profesores y progenitores.

Según resaltan los informes PISA, un "auténtico interés" por parte de los padres, así como su implicación "activa" a lo largo de todas las etapas educativas mejoran los resultados de los estudiantes. De igual manera, unas relaciones "positivas" entre profesores y alumnos son "cruciales" para que los alumnos aprendan más y tengan menos problemas de disciplina.

En la sesión, se han dado a conocer varias experiencias de colaboración impulsadas por centros navarros, de la mano de dos padres (Ana Carmen Basarte, del IES Basoko, de Pamplona, y José Luis Fránchez, del colegio Notre Dame, de Burlada) y dos profesores (Eva Ruiz, del IES Plaza de la Cruz, de Pamplona, y José Ignacio Walde, del colegio Maristas, de Sarriguren). También ha estado presente el jefe de la Sección de Evaluación, Ángel Sanz.

Otras líneas de trabajo

Durante el encuentro con la prensa, se han presentado otras líneas de trabajo, con un carácter más continuista, con las que su el Departamento de Educación busca mejorar la colaboración entre padres y profesores y, con ello, el rendimiento académico de los alumnos.

Con el fin de favorecer la implicación de los progenitores, se seguirá potenciando la participación de las familias en los consejos escolares, así como fomentando la realización de encuestas de satisfacción. Además, se seguirán promoviendo nuevas convocatorias del programa 'Escuelas de Familia', en las que se ofrecen herramientas de apoyo a los padres para que sus hijos puedan desarrollar competencias para madurar de forma autónoma, responsable y creativa, ha añadido el Ejecutivo.

Por otra parte, se potenciará la figura del profesor tutor mediante acciones formativas que preparen a los docentes en el desarrollo de actitudes, habilidades y competencias inherentes a esta figura, que además de dar clase también es el nexo de unión del centro con las familias. Cabe destacar que casi dos de cada diez demandas de formación de los profesores tienen que ver con su relación con los progenitores.

Finalmente, se seguirán fomentando valores de convivencia en el aula, con tolerancia cero al bullying, al acoso y ciberacoso, a través de la asesoría de convivencia, el teléfono de atención 24 horas (900 841 551) y la web. Asimismo, se potenciará la inclusión de estos valores de convivencia, esfuerzo, colaboración, respeto y trabajo en los planes de mejora de los centros.

Consulta aquí más noticias de Navarra.