El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha recibido en la Casa Consistorial al alcalde de la localidad francesa de La Bastide Clairence, Léopol Darritchon. Al acto, celebrado en el Salón de Recepciones, han asistido también concejales del Ayuntamiento de Pamplona y del consistorio francés.

Ambos alcaldes han coincido en los últimos años en la celebración del llamado Seminario de las Dos Navarras, que reúne a autoridades de la Comunidad foral y de la Baja Navarra francesa, que en 2011 se celebró precisamente en La Bastide Clairence y en 2013 en Olite. En esas reuniones el primer edil francés trasladó a Maya su interés en visitar la capital navarra.

Durante la recepción, el alcalde de Pamplona le ha entregado a su homólogo francés como regalo una reproducción de la fachada de la Casa Consistorial. Tras este acto en el Ayuntamiento, la corporación gala ha recorrido a pie el centro de Pamplona, han realizado una visita a la plaza de toros y han conocido el Centro de Interpretación de las Fortificaciones ubicado en el fortín de San Bartolomé.

La Bastide Clairence es una villa de la Baja Navarra, a unos 130 kilómetros de Pamplona, que cuenta con 900 habitantes. Ubicada en el distrito de Bayona en el departamento francés de los Pirineos Atlánticos, toma su nombre de su fundador en 1288 Claire de Rabastens. Pocos años después, en 1312 el rey de Navarra Luis I el Hutín le concedió el fuero para su formación como fortaleza, con la intención de defender así los límites del reino.

La Bastide Clairence se sitúa a orillas del río Aran y conserva su trama urbanística medieval. Destacan en la villa su plaza porticada, un cementerio judío y el trinquete o 'jeu de paume', considerado como el más antiguo de Francia y que se encuentra en funcionamiento. En 2012 la localidad celebró su 700 aniversario con un programa de actos que incluyó el Seminario de las Dos Navarras.

Consulta aquí más noticias de Navarra.