El presidente de la Diputación de Zaragoza (DPZ), Luis María Beamonte, ha entregado este lunes los diplomas a los 18 alumnos que han finalizado su formación en el Taller de Empleo 'Palacio Abacial'. Durante un año, han recuperado la fachada posterior y otras estancias del palacio, situado en el Monasterio de Veruela, gracias a una inversión de 724.300 euros de la institución provincial.

En el acto de clausura, Luis María Beamonte ha agradecido su "magnífico" trabajo a los profesionales y alumnos que han participado en este taller que tendrá continuidad a finales de este mes de noviembre con una nueva edición en la que se ofrecerá formación en albañilería, fontanería e instalaciones y, como novedad, también en carpintería.

"Este nuevo taller tiene como finalidad continuar con el trabajo bien hecho" en el Monasterio de Veruela, ha resaltado el presidente de la DPZ y, ha avanzado, la institución aportará 800.000 euros para el desarrollo de este curso.

Beamonte ha apuntado que "el momento actual no es el mejor y las cosas irán bien cuando todos lo percibamos y la demanda de empleo sea absorbida por el mercado laboral", si bien ha garantizado que "nuestro trabajo irá destinado a ello".

El presidente de la DPZ ha confiado en que la formación que reciban los nuevos alumnos tenga el "mismo éxito" que ha logrado el taller de empleo que hoy se clausura y ha recordado que el Monasterio de Veruela es y será, cuando abra sus puertas el Parador Nacional, un elemento de "dinamización" y atracción turística en esta zona de la provincia de Zaragoza.

Formar a trabajadores y recuperar el patrimonio

El diputado delegado del Monasterio de Veruela, Bernardo Lario, y el diputado delegado de Bienestar Social, Máximo Ariza, han acompañado al presidente de la DPZ en su visita a las instalaciones, acto al que también han asistido el director del taller de empleo Jaime Learde y el director provincial del INAEM, Ángel Gutiérrez.

Ariza ha expresado también su satisfacción por el resultado de esta iniciativa, al comentar que "para los que nos dedicamos al servicio público no hay mayor alegría que comprobar que las políticas dirigidas a formación y empleo se ponen en marcha con éxito".

Por su parte, el director provincial del INAEM, Ángel Gutiérrez, ha subrayado el "esfuerzo económico" realizado por la DPZ para poner en marcha este taller que permite formar a trabajadores desempleados y, al mismo tiempo, recuperar el patrimonio.

1.800 HORAS

La Diputación de Zaragoza ha aportado 724.300 euros a este taller de empleo en el que se ha impartido formación en albañilería e instalaciones, en las especialidades de fontanería y electricidad. Con un año de duración, se han impartido 1.800 horas en cada uno de los módulos, de las que 420 han sido de teoría y 1.380 de práctica.

Los alumnos de albañilería han realizado operaciones auxiliares de revestimentos continuos en construcción, fábricas de albañilería y de soldador alicatador. En instalaciones, han cursado fontanería y electricidad, desarrollando operaciones auxiliares de montaje de redes eléctricas y mantenimiento de instalaciones eléctricas de baja tensión.

El taller de empleo Palacio Abacial de Veruela es un programa mixto de formación e inserción laboral dirigido a desempleados mayores de 25 años que permite, además, restaurar el patrimonio histórico artístico del Monasterio de Veruela.

Trabajos en la fachada posterior

La obra más destacada en este curso ha sido la rehabilitación de la fachada posterior del Palacio Abacial. Los trabajos en este espacio han consistido en la demolición y desmontaje de contrafuertes, colocación de andamios, picado de paramentos y ladrillos meteorizados por las condiciones climatológicas y el macizado de las dos primeras hiladas de teja y retejado de la cubierta.

También se ha ejecutado el hormigonado de cabeceros de huecos de ventanas, el cosido con varillas de resina de esquinas y puntos críticos de la fachada, la ejecución de enfoscados a buena vista con mortero de cal y yeso y el rejuntado del ladrillo aragonés.

En el interior del Palacio, se han llevado a cabo mejoras en el patio, donde se han reparado grietas y fisuras y se han aplicado tratamientos contra las humedades; en la sala de los revoltones de la planta baja se ha recuperado el aspecto original de las columnas de ladrillo y se ha guarnecido y enlucido el forjado de revoltón.

En la escalera y en la planta primera se ha instalado la red de saneamiento, se ha colocado carpintería en las ventanas y puertas y sistemas de alumbrado de emergencia, entre otras acciones.

Además, los alumnos han ayudado en el mantenimiento de otras zonas del Monasterio de Veruela, como en la reparación del adoquinado del paseo principal, en la Casa de Ejercicios y en el Museo del Vino de la Denominación de Origen Campo de Borja.

Asimismo, han recibido formación en montaje de andamios, alfabetización informática, prevención de riesgos laborales, primeros auxilios, historia y arte, lengua, matemáticas, medio ambiente, igualdad, búsqueda de empleo y dibujo técnico.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.