El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, expondrá este miércoles, con ocasión de su reunión con el presidente de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, que la Unidad de Trasplantes Cardiacos del Hospital Miguel Servet de Zaragoza sea de referencia para otras Comunidades autónomas próximas que carecen de una.

Así lo ha señalado en declaraciones a los medios de comunicación, tras suscribir un convenio de colaboración con la Universidad de Zaragoza, después de que un reciente informe de la ONT propusiera el cierre de las unidades trasplante cardíaco que no tuvieran una actividad mínima de 15 trasplantes anuales.

"Queremos dar un paso adelante" porque "tenemos un buen modelo, un buen sistema de trasplantes, unos buenos equipos y hay que aprovechar al máximo esos recursos", ha dicho Oliván, para añadir que si actualmente "hacemos una media de 10 u 11 intervenciones al año", su objetivo es incrementarlas "captando trasplantes de Comunidades autónomas limítrofes".

Oliván ha remarcado que "estamos en capacidad de hacerlo y en esa línea vamos a trabajar" y ya ha mantenido conversaciones con La Rioja y "creo que podemos llegar a algún acuerdo", mientras que "tampoco descarto hablar con Castilla y León" puesto que si bien hay un centro en Valladolid que hace estas intervenciones, hay poblaciones "muy alejadas y más próximas a Zaragoza", como Soria, que podrían acudir al hospital zaragozano.

Farmacia rural

En otro orden de cosas, y en relación con 23 farmacias rurales cuya viabilidad puede peligrar, Oliván ha comentado que "hay medidas específicas para solventar este problema con aportaciones extraordinarias" para estos establecimientos, "que son suficientes para la mayor parte de los casos".

No obstante, "si no es posible mantener una farmacia rural" porque haya disminuido en los últimos años la población que atiende "habrá que buscar soluciones" puesto que las oficinas de farmacia ejercen "un papel importante de agentes sanitarios" en lugares donde no hay presencia permanente de un médico.

Esta es una cuestión "que nos preocupa por lo que significa para el territorio", ha remarcado Oliván, para añadir que las farmacias también son empresas y "a consecuencia de un menor gasto farmacéutico por una serie de medidas disuasorias" establecidas por la Administración "y la disminución de la población" la rentabilidad "está en el aire".

Ayudas familiares urgentes

Por otra parte, el consejero ha estimado que el Departamento ha hecho "todo lo posible" para dotar económicamente las partidas destinadas a las ayudas familiares urgentes, destinadas a la compra de alimentos, medicamentos y de todo aquello que suponga un gasto básico, si bien "todos los recursos en estos momentos destinamos a situaciones complicadas como estas pueden ser insuficientes".

Así lo ha señalado después de que Cáritas haya estimado que son necesarios más recursos ante el incremento de peticionarios. Oliván ha indicado que hay varias líneas de subvenciones en convocatoria pública en las que han participado varias entidades sociales, entre ellas, Cáritas que "ha recibido una subvención importante para distribuirla en entre esos colectivos".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.