Los trabajadores de la empresa pública Tragsa que han asumido este fin de semana las tareas de limpieza viaria de la ciudad de Madrid han recogido ya cientos de toneladas de residuos en unos trabajos que han transcurrido con normalidad y sin ningún tipo de incidencia. Así lo afirman la directora general de Zonas Verdes, Limpieza y Residuos del Ayuntamiento de Madrid, Marta Alonso, y el coordinador general de Seguridad y Emergencias, Emilio García, en declaraciones remitidas a los medios de comunicación por parte del Gobierno municipal.

Los empleados de la empresa pública de limpieza han salido a las calles acompañados de 170 agentes de la Policía Local El sábado, Alonso aseguró que "hasta el momento la jornada está discurriendo con toda normalidad y sin incidentes" y los empleados de Tragsa —empresa a la que el Ayuntamiento de Madrid encargó asumir los servicios mínimos de la huelga de limpieza— ya habían trasladado unas 60 toneladas de basura a las instalaciones de tratamiento de residuos de Valdemingómez.

Concretamente, ha explicado la directora general, se mandaron a la planta unas seis bañeras de 30 metros cúbicos de residuos desde que comenzó el turno a las cuatro de la madrugada del sábado.

Los empleados de la empresa pública de limpieza salieron a las calles acompañados de 170 agentes de la Policía Local, según ha dicho el coordinador general de Seguridad y Emergencias, quien ha informado de que debido a la "excepcionalidad" de la situación se han destinado en torno a 500 efectivos para garantizar la seguridad de la ciudad, un tercio más de lo habitual.

El dispositivo se desarrolló en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía y ha transcurrido sin ningún tipo de incidencia. "La gente que ha hecho la limpieza ha podido desarrollar su trabajo sin ninguna novedad y está trabajando sin ninguna problemática", ha indicado Emilio García.

El Ayuntamiento de Madrid encargó este viernes a Tragsa que asumiera los servicios mínimos de la huelga, una vez cumplido el plazo otorgado por la alcaldesa Ana Botella a empresas y trabajadores para alcanzar un acuerdo y después de presentar ante el Juzgado de Guardia de Plaza de Castilla una denuncia por el incumplimiento de los servicios mínimos y "delitos" relacionados con la huelga.

Consulta aquí más noticias de Madrid.