'Salad, Sandwiches and Dessert', 1960
Obra de 1960 de Wayne Thiebaud

Lent by the Sheldon Museum of Art, University of Nebraska-Lincoln - © Wayne Thiebaud/Licensed by VAGA, New York, NY - www.vagarights.com

De las naturalezas muertas y los ocurrentes trampantojos de William Harnett (1848-1892) a las atrayentes filas de tartas y postres de Wayne Thiebaud (1920)... La tradición artística estadounidense está repleta de alusiones a la comida desde un punto de vista cultural, estético, social y político.

El Instituto de Arte de Chicago (EE UU) inaugura Art and Appetite: American Painting, Culture, and Cuisine (Pintura estadounidense, cultura y cocina), un compendio de 100 obras —entre pinturas, esculturas y artes decorativas— relacionadas con la comida, sus significados e interpretaciones a lo largo de 250 de tradición pictórica en el país.

Con arte representativo de las costumbres culinarias y los hábitos alimenticios, los artistas estadounidenses han celebrado la construcción de una cultura y también han criticado vicios, aspectos sociales y políticos; de identidad y sexo; de producción y consumo. La selección de obras permite al visitante contextualizar las creaciones y redescubrir el significado de la comida que representan en el momento histórico compartido por el autor y el público.

Tensión entre la opulencia victoriana y la templanza

Organizada de modo temático y cronológico, la muestra (en cartel hasta el 27 de enero) comienza examinando la visión de fertilidad del Nuevo Mundo. Representando los años inmediatos a la independencia de los EE UU hay trabajos de Raphaelle Peale (1774-1825) —considerado el primer pintor profesional estadounidense de naturalezas muertas— que transmitió con sus bodegones valores sociales, culturales y políticos.

Los banquetes perdieron terreno frente a manjares más simplesLa abundancia, la creciente riqueza y la tensión entre el ideal de templanza y la opulencia victoriana quedan patentes en el siglo XIX en naturalezas muertas del pintor de Filadelfia John F. Francis (1808-1886). Tras la Guerra Civil estadounidense los banquetes decimonónicos fueron perdiendo terreno frente la elegancia de manjares más simples, como reflejan los cuadros de William Harnett y De Scott Evans (1847-1898).

Las cenas en restaurantes, los cafés y la cultura del cóctel

El siglo XX simbolizó el comienzo de la socialización en torno a la comida. Las cenas en restaurantes se convirtieron en temas habituales de creadores como William Glackens (1870-1938) y John Sloan (1871-1951). La cultura del café y del cóctel —incluso en los años de la ley seca— están documentados en obras tempranas del modernista Stuart Davis (1892-1964).

La hamburguesa y el perrito caliente pierden su referente humanoEs en los años cincuenta y sesenta cuando el Pop Art aborda la transformación que acarreó la producción en masa en la industria alimentaria. Roy Lichtenstein, Andy Warhol y Claes Oldenburg crearon sus obras en un momento de dramático cambio en el modo en que se concebía la comida. La hamburguesa, el perrito caliente, las patatas fritas o las conservas pierden su referente humano y pasan a ser objetos apetecibles por su condición artificial.