De la Torre planteará a los vecinos la opción del tranvía al Civil con el objetivo de lograr su "comprensión"

Intentará hablar este fin de semana con la Presidencia de la Junta para ver cómo reestudiar las relaciones en este proyecto
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre
EUROPA PRESS

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha asegurado que intentará que el proyecto del tranvía hacia el entorno del Hospital Civil cuente con la "comprensión" de los vecinos. "Vamos a tratar de que no haya una postura inamovible y que se entienda", ha afirmado, para lo que este mismo viernes se reunirá con representantes vecinales de Bailén-Miraflores e, incluso, contempla pulsar la opinión de los ciudadanos directamente; todo ello con el objetivo de cerrar un acuerdo con el Gobierno andaluz el próximo lunes.

Tras la reunión de la comisión técnica del metro de este pasado jueves, en la que la Consejería de Fomento y Vivienda dejó claro que solo se contemplan las dos alternativas para la prolongación en superficie de la línea 2 hacia el Hospital Civil, no contemplando la propuesta municipal de una lanzadera de autobús, De la Torre ha indicado a los periodistas que intentará que la postura de los vecinos no sea de rechazo al tranvía.

Ha dejado claro que "no tengo ningún interés en que las obras del metro se paren y no sirva todo el esfuerzo hecho y, por ello, trataremos de buscar soluciones y de que haya una conformidad plena y total". "Si no hay rechazo por parte de los vecinos al tranvía, por nuestra parte no habrá ningún problema", ha apostillado, lamentando, no obstante, que en esas reuniones no vaya a estar acompañado por un representantes del Ejecutivo andaluz.

El regidor ha expuesto que no tiene por qué hablar a los vecinos de su propuesta de 'metro-bus', salvo que ellos mismos la planteen "como alternativa con menos impacto". De todos modos, si se da esa situación, "diré que no es aceptada desde la Junta, cuya postura es rígida, y que hay que buscar una salida más en la línea del tranvía porque si no, estaríamos en un punto muerto", lo que, según ha precisado, "no me gusta".

Precisamente por ello, el primer edil malagueño ha opinado que "la postura de comprensión y de colaboración del Ayuntamiento de Málaga merece un cierto respeto desde el ámbito autonómico, que ahora no lo he visto".

En cualquier caso, sí se ha mostrado contrario a tener que trasladar a los vecinos "la presión muy fuerte" ejercida por la Junta acerca de que "o se hace de esta manera o no funciona el metro", no considerando tampoco oportuno conocer la opinión de los ciudadanos acerca del tranvía, una vez firmado un acuerdo entre las dos administraciones.

"dolor de cabeza"

Al hilo de los problemas derivados del metro, ya trasladó el pasado 27 de septiembre a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, reiterándolo este viernes, la necesidad de "reestudiar todas las relaciones Ayuntamiento-Junta" porque "no quiero que queden temas pendientes y que el día de mañana nos duela la cabeza a todos, sobre todo a los malagueños".

En este punto, De la Torre ha incidido en que "mi obligación es que a los malagueños les duela la cabeza lo menos posible con estos temas del metro, ya que bastante es que me duela a mí", ha bromeado. Más aún, ha afirmado que "es mi obligación moral y ética como alcalde" abordar esta cuestión y, de hecho, espera poder tratarlo con la Presidencia de la Junta este mismo fin de semana.

Aunque ha reconocido que todavía no ha tenido contacto directo con los vecinos, ha reiterado que "a raíz de las opiniones vertidas en los medios de comunicación, deduje una postura contraria", por lo que por ello planteó su idea del 'metro-bus', "más barata, que puede tener la flexibilidad de ser prolongable después, además de un intercambio modal cómodo con el metro".

Ha asegurado que su propuesta de 'metro-bus', un sistema "muy implantado en muchísimas ciudades", no fue trasladado por primera vez este jueves, sino que en días pasados ya la comunicó a representantes del Gobierno andaluz.

Por tanto, el alcalde ha negado que con esta alternativa "rompiera" el acuerdo alcanzado el pasado 27 de septiembre, como señaló este jueves el delegado territorial de Fomento y Vivienda, Manuel García Peláez, sino que era "una propuesta constructiva".

Más aún, ha afirmado que "es absolutamente coherente" con lo que se habló en la reunión con Díaz y en los encuentros previos, que "era buscar una salida al metro de Málaga" y "buscar consenso, no en que estemos de acuerdo en una calle u otra, sino en tener consenso con los vecinos en el fondo de la cuestión".

De la Torre, que ha dejado claro que "siempre hemos sido comprensivos en cuanto a la situación económica del metro y los retrasos de la inauguración", ha expuesto que al Banco Europeo de Inversiones (BEI) y a la concesionaria, "que fueron mis interlocutores, ya que con la Junta no fue más que al final", ya trasladó que "había que conseguir que la solución en superficie tuviera el máximo consenso".

Preguntado de nuevo por su propuesta de lanzadera de autobús hacia los hospitales Civil y Materno, ha lamentado que la postura del Ejecutivo andaluz sea "muy cerrada", lo que solo puede entender por "razones políticas", y también la de la concesionaria, "condicionada en este caso por la Junta", ha opinado. En cuanto al BEI, "le es indiferente", ha aseverado.

Finalmente, respecto a la necesidad de que haya acuerdo entre las administraciones para el desbloqueo del crédito por parte del BEI y asegurar así la viabilidad financiera del metro, ha declarado que "por mi parte no va a haber obstáculos para que haya rapidez", pero ha rechazado que el no concretar la solución del trazado hacia el Hospital Civil conlleve retrasar la puesta en funcionamiento de las líneas 1 y 2 hasta el intercambiador de Renfe. "Es una cosa muy rocambolesca", ha apostillado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento