La Policía halló 69.000 euros en los registros efectuados en casa del alcalde de Alhaurín El Grande (Málaga), Juan Martín (PP), en libertad bajo fianza de 100.000 euros y acusado de los delitos de cohecho y prevaricación, y en un despacho del Ayuntamiento tras su detención el pasado jueves.

Tras su arresto junto al concejal de Urbanismo, Martín aseguró que él mismo invitó a los agentes a acudir a su vivienda, pese a que no había orden de judicial de registro y donde encontraron 62.000 euros, que su esposa dijo a la Policía que eran de ella como provisiones de fondos para el pago de impuestos de los clientes de su despacho profesional de asesoría fiscal.

El alcalde pide que "no criminalicen a su esposa"

Precisó que ese dinero "se ha justificado en el juzgado y todo está documentado como producto del trabajo, con nombres y DNI" y que al día siguiente se entregaron los justificantes en el juzgado, por lo que espera que "no criminalicen" a su esposa porque "entonces tendrían que criminalizar a todos los despachos profesionales de España".

Añadió que a veces ella incluso tiene mayor cantidad de dinero de la asesoría, en la que él trabajó hace diez años, y que ahora es el período de pago de impuestos como el IVA o IRPF y de los seguros sociales.

"Todo está justificado"

Sobre los 7.000 euros hallados en el consistorio, el alcalde explicó que son del grupo municipal y que "también están justificados", ya que, según dijo, fue sacado del banco y la concejala de Turismo se los dio para costear los gastos de un encuentro de empresarios locales y foráneos y asociaciones de la población con motivo de la próxima Feria Internacional de Turismo (Fitur) en Madrid el próximo martes y miércoles noche.

Precisó que "está justificado el movimiento del banco de la cuenta del grupo municipal" y que el dinero era un "anticipo de caja" como se hace, a su juicio, "de forma rutinaria, ya que hace tiempo que desde el grupo pagamos y con el justificante vuelve después el dinero", de forma que evitan las complicaciones para disponer de dinero efectivo en los Ayuntamientos.

El alcalde insistió en que la Policía sólo tenía una orden de registro de la casa que él tiene en el campo y que él fue quien la condujo a la otra vivienda, lo que, a su entender, "deja evidente nuestra inocencia".