Carles Veiret Barcelona
El propietario del piso 'okupado' en Barcelona enseña la denuncia presentada ante el juez (Toni Garriga/Efe) TONI GARRIGA/EFE

Los cuatro chilenos que llevan dos meses ocupando un piso de la calle Urgell y no dejan entrar a su propietario han declarado hoy durante más de tres horas ante un juez de Barcelona.

Los ocupantes del piso de Carles Veiret han presentado ante el letrado un contrato de alquiler escrito a mano en un folio con las iniciales de la presunta arrendataria y un DNI, según ha explicado el abogado del propietario.

Contactaron en un locutorio

Ante el juez han declarado que conocieron a la mujer que les alquiló la vivienda en un locutorio y que creen que es de origen ecuatoriano o argentino.

Han declarado que conocieron a la persona que le alquiló el piso en un locutorio
Según su testimonio, la mujer pasaba a cobrar el alquiler personalmente en el piso del número 74 de la calle Urgell.

Las cuatro personas han entrado en los juzgados cubiertos con jerseis y gorras para evitar ser identificados públicamente.

Sin el nombre del propietario

"Han presentado un contrato privado que simula los datos de una persona cuyo nombre no consta", ha explicado el abogado de Carles Veiret.

El juez ha esperado a la declaración de los ocupantes del piso para tomar una decisión que pueda acabar con la odisea de Veiret que lleva dos meses durmiendo en casa de un amigo ya que los ocupantes le cambiaron la cerradura del piso.

Aclaración 'okupa'

El portavoz del colectivo okupa en Barcelona, Albert Martínez, ha afirmado hoy que los nuevos casos de ocupación que están saliendo a la luz pública, en ocasiones de viviendas que no están abandonadas, representan una "violación de domicilio", pero en ningún caso una ocupación como tal.