Fumador en la calle. (Jorge París)
Fumador en la calle. (Jorge París) Jorge París

El consumo de tabaco en España ha alcanzado el nivel más bajo de los últimos 20 años, ya que sólo una de cada cuatro personas mayores de 18 años fuma en nuestro país, según la última encuesta del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo.

El 18,8% fuma menos desde la entrada en vigor de la Ley antitabaco

El 75,8% de la población no fuma, bien por no haberlo hecho nunca (57,7%) o por haberlo dejado (18,1%), frente al 24,2% que continúa haciéndolo.

Esto implica que, sobre un total de 38 millones de personas mayores de 18 años, fuman alrededor de 9 millones de personas.

De ellas, un 18,8% fuma menos desde la entrada en vigor de la Ley el 1 de Enero de 2006, y entre quienes quieren dejar de fumar, un 30,3% ya lo ha intentado desde la entrada en vigor de la Ley.

Entre quienes fuman, un 15,7% presenta un elevado grado de dependencia, ya que fuman más de 20 cigarrillos al día y tardan menos de 30 minutos desde que se levantan en encender el primer cigarrillo del día.

Casi el 70% cree que la Ley ha sido un acierto

Un año después de la entrada en vigor de la Ley, 7 de cada 10 personas creen que la Ley es un acierto, es decir, el 68,5%).

El 60,7% cree que debería prohibirse fumar en los restaurantes

El 33,6% de la población piensa que el clima laboral ha mejorado, mientras un 53% considera que permanece igual, y sólo el 6,8% piensa que el clima laboral ha empeorado con la Ley del tabaco.

El 84,8% de los entrevistados considera que respirar humo ambiental del tabaco es muy o bastante perjudicial para la salud.

En consonancia con esta percepción de riesgo asociado a la exposición involuntaria al humo de tabaco, más de las mitad cree que se debería prohibir fumar en los locales de hostelería, concretamente: un 60,7% cree que debería prohibirse fumar en los restaurantes, un 53,8% en bares y un 53,3% en discotecas.