Así lo denunció ayer el concejal de Seguridad de Madrid, Pedro Calvo, responsable del área de Movilidad. Calvo afirmó que por culpa de la «indisciplina» de los conductores en materia de estacionamiento, la velocidad media de los coches es de sólo 20,3 km / h, lo que supone un incremento del tiempo de viaje del 46%, con retrasos de 145.000 horas diarias en los desplazamientos.

Aparcar mal, según el edil, genera un coste superior a los 92 millones de euros anuales en concepto de ruido, carburante y tiempo de transporte, entre otros factores.

Calvo recordó ayer que por Madrid circulan diariamente en torno a un  millón de vehículos. «El uso abusivo del coche privado es considerado por gran parte de los ciudadanos como una grave agresión», señaló el concejal.