El Ministerio de Fomento ha anunciado que no se aumentarán las frecuencias al considerar que las actuales «se adaptan a la demanda», según la Administración central. En la actualidad funcionan a diario dos servicios, cuyo refuerzo pidió el diputado del BNG, Francisco Rodríguez, al considerarlos «inadecuados». Rodríguez pretendía que Fomento y Renfe dotasen la línea de una conexión más a mediodía, «como existía hace dos años y que tiene un gran número de potenciales usuarios». Desde el Gobierno aducen que la ocupación media de los trenes es de 35 personas. El rechazo se produce el mismo año en que Renfe renovará parte de su flota en Galicia y multiplicará sus servicios entre A Coruña y las estaciones de Vigo, Ferrol y Ourense.