Los vándalos arrojaron arena sobre los ordenadores, destrozaron varias cerraduras, tiraron parte de la comida que había en el centro y estropearon expedientes, según explicó el concejal de Seguridad Ciudadana, David Lucas.
 
En los últimos años, el Gloria Fuertes ya ha sido víctima de robos, asaltos y otros destrozos. Ante esta situación, los profesores y padres de alumnos se concentraron a las puertas del Ayuntamiento para reclamar más seguridad. El Consistorio instalará esta semana un sistema de alarma y aumentará la protección policial. Se espera que los alumnos vuelvan hoy a las aulas.