El Ayuntamiento de Madrid prevé multar a clientes de prostitutas, a los mendigos y las acampadas

  • El Ayuntamiento ha elaborado un borrador de la futura Ordenanza de Convivencia con fuertes sanciones contra comportamientos que califica de "incívicos".
  • La norma considera como infracción muy grave (3.000 euros de multa) el sexo con prostitutas en la calle, las 'cundas' e incluso colocar macetas en la ventana.
  • También prevé sanciones de 750 € por pedir limosna o dormir en bancos; y de 1.500 € por limpiar los parabrisas de los coches o la circulación temeraria con patines.
Una mujer, ejerciendo la prostitución en la calle Montera, en pleno centro de Madrid.
Una mujer, ejerciendo la prostitución en la calle Montera, en pleno centro de Madrid.
JORGE PARÍS

Pedir los servicios de una prostituta junto a un parque infantil, acampar en la calle sin autorización, practicar la mendicidad (es decir, pedir limosna) junto a colegios o tiendas, ofrecerse para limpiar los parabrisas a los vehículos en los semáforos, colocar macetas en balcones sin fijaciones de seguridad o hacer acrobacias sobre patines en la vía pública. Si salen adelante los planes del Ayuntamiento de Madrid, todas estas prácticas estarán prohibidas en la ciudad y serán multadas con sanciones que podrían llegar hasta los 3.000 euros en el caso de las consideradas más graves (practicar sexo con prostitutas en la calle o, incluso, poner una maceta en la ventana).

El área municipal de Familia y Servicios Sociales ha elaborado un borrador de la futura Ordenanza de Convivencia Ciudadana en el Espacio Público, donde se incluye la prohibición de medio centenar de comportamientos en la vía pública. El borrador será entregado a entidades ciudadanas y partidos políticos para que presenten alegaciones antes de que sea aprobado finalmente por el pleno. Entre las actuaciones no permitidas hay muchas que ya estaban incluidas en otras normativas municipales y que ahora se unificarían en la nueva ordenanza (por ejemplo, escupir, dejar las cacas del perro en la acera o dar de comer a los animales).

Pero muchas otras suponen una novedad en la regulación de la ciudad, como las multas a los clientes de prostitutas o a las personas que ejerzan la mendicidad. La Policía Municipal podrá sancionar a la persona que solicite un servicio sexual hasta con 1.500 euros si se produce junto a un colegio o un parque infantil y con hasta 3.000 euros si se consuma la práctica del sexo en la vía pública. Además, se prevén multas de 750 euros por el ejercicio de la mendicidad a las puertas de colegios, hospitales, centros comerciales u oficinas; la misma sanción para quienes ofrezcan pañuelos en los semáforos o duerman sobre bancos y hasta 1.500 euros para el que intente limpiar el parabrisas de un coche.

Primero se apercibirá al cliente

El Ayuntamiento asegura que "en ningún caso se multará a la mujer que practica la prostitución, ya que en la mayoría de los casos son víctimas de explotación". Además, el cliente recibirá primero un apercibimiento y solo será multado en caso de que no deponga su actitud, tal y como refleja el borrador legal. En el caso de los mendigos y 'gorrillas', "la prohibición va más dirigida a las mafias que utilizan a estas personas; rara vez se acabará multando a la persona que pide, a no ser que reincida o haya algún agravante", explican en Servicios Sociales. En cualquier caso, la norma contempla la posibilidad de "sustituir las sanciones económicas por prestaciones sociales".

También se podrá multar por acampar en el espacio público (hasta 750 euros). "No se trata de prohibir las protestas callejeras como el 15-M, eso no le corresponde al Ayuntamiento. Se trata de evitar molestias al resto de usuarios de la vía pública. No se ha incluido pensando en las protestas de Sol", matizan dichas fuentes municipales. Otro elemento novedoso es la prohibición de las "acrobacias" y la "circulación temeraria" sobre patines o monopatines en zonas peatonales (algo muy habitual en Ópera o la Plaza de Oriente). Hasta ahora solo se desautorizaba la circulación sobre bicicletas.

Cuando se apruebe, esta ordenanza sustituirá a la de Policía Urbana y Gobierno de la Villa, que data de 1948 y había quedado obsoleta. De hecho, la futura normativa derogará algunos de los artículos que han perdido sentido más de medio siglo después, como la prohibición de criar gallinas en la vía pública, de cortar leña en las calles o de poner obstáculos a los tranvías.

Leyes similares en Valencia, Barcelona o Sevilla

La normativa elaborada por el equipo de Ana Botella sigue la senda de las ordenanzas que ya están en vigor en otras ciudades españolas, principalmente en lo relativo a las multas al cliente de prostitución. En Valencia se aprobó hace un mes una normativa para sancionar hasta con 2.000 euros a los clientes y en dos semanas se habían impuesto seis multas. Las ciudades andaluzas de Sevilla, Granada y Málaga también ponen sanciones de 750 a 3.000 euros; en los últimos dos casos se multa incluso a las mujeres que se prostituyen, con centenares de denuncias ya interpuestas. Barcelona fue una de las primeras ciudades españolas en sancionar a meretrices y clientes (en 2006) y recientemente ha endurecido las sanciones hasta los 3.000 euros.

Infracciones leves (hasta 750 euros):

Constituyen infracciones leves "el ejercicio de la mendicidad", "el ofrecimiento de bienes o servicios a personas en el interior de vehículos", "la práctica de juegos en el espacio público", "la práctica de acrobacias con bicicletas, patines o monopatines", "acampar o instalar elementos estables en el espacio público sin autorización", "utilizar los bancos para usos distintos a los que está destinado", "cocinar sin autorización municipal en el espacio público", "permitir que los animales beban en las fuentes de agua potable", "la limpieza y sacudida de alfombras", "arrojar en el espacio público colillas, cáscaras, chicles o papeles" o "acceder a los vasos de las fuentes públicas y trepar a las figuras".

Infracciones graves (de 750,01 a 1.500 euros):

Entre ellas estarían "el menosprecio a la dignidad y el comportamiento discriminatorio, xenófobo, racista, sexista u homófobo", "el acoso a personas en espacio público", "el ofrecimiento del servicio de limpieza de los parabrisas de los vehículos detenidos en los semáforos", "la solicitud de servicios sexuales en el espacio público cercano a centros docentes, zonas de juego infantiles y accesos a centros comerciales y empresariales", "los juegos que impliquen apuestas de dinero o bienes", "la circulación temeraria con patines o monopatines por aceras", "hacer necesidades fisiológicas" , "encender sin autorización fogatas" o "cualquier actuación en el mobiliario urbano que lo degrade".

Infracciones muy graves (de 1.500,01 a 3.000 euros):

Se incluyen en esta categoría "el menosprecio a la dignidad de personas mayores, menores o con alguna discapacidad", "la utilización de menores o discapacitados para el ejercicio de la mendicidad", "las conductas que promuevan el consumo de prostitución en el espacio público", "la práctica de servicios sexuales en el espacio público", "el ofrecimiento de servicios de traslado a toxicómanos a puntos de venta y consumo de estupefacientes" o "la colocación de macetas en los alféizares de las ventanas, cuando éstos carezcan de la protección adecuada".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento