El secretario general de UGT-Aragón, Daniel Alastuey, ha afirmado este martes que la decisión de PSA Peugeot Citröen y General Motors de fabricar monovolúmenes del segmento B en la fábrica de Opel en Figueruelas (Zaragoza) es "una buena noticia" y ha confiado en que en 2016, cuando se empezará la producción, el sector del automóvil esté a pleno rendimiento.

La industria ha estado "muy castigada" en los últimos años, ha continuado Alastuey en declaraciones a Europa Press, agregando que el sector industrial es "la pieza básica de la economía y si no se reactiva es difícil que recuperemos el empleo".

También ha solicitado al Gobierno de Aragón que "no se duerma en los laureles" y que impulse la industria, así como las políticas de investigación, desarrollo e innovación para que las empresas incrementen su productividad.

En una nota, la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT en Aragón (

Mca ugt aragón) se ha congratulado de la noticia.

Mca ugt aragón ha felicitado a los trabajadores de GM España y ha señalado que esta importante decisión tomada por la dirección de la compañía es fruto de la firma del convenio colectivo rubricado el pasado mes de abril, que ha traído consigo primero la fabricación del Opel Mokka y ahora la nueva generación del Opel Meriva y el Citroen C3 Picasso.

Asimismo el sindicato ha aplaudido la llegada de los nuevos modelos para las empresas proveedoras y para la industria en general. Para

Mca ugt aragón representa una oportunidad de negocio para los proveedores instalados en Aragón y el sindicato realizará los esfuerzos necesarios para que el máximo número de empleos se generen en nuestra comunidad de autónoma.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.