La colección artística de Novacaixagalicia que inicia su camino para convertirse en bien de interés cultural (BIC) suma 5.638 piezas de más de mil autores de obra gráfica, pictórica, escultórica y otras artes menores, con una presencia predominante del siglo XX.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) de este martes día 1 de octubre publica la resolución de la Consellería de Cultura, lo cual ya había sido avanzado la pasada semana por el conselleiro, Jesús Vázquez, anuncio que concretó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tras la reunión del Consello.

En virtud de este trámite se incoa el expediente para declarar BIC la obra que ha quedado en manos de la fundación de las extintas cajas de ahorros —Caixanova y Caixa Galicia—. Ahora falta llevar a cabo el mismo trámite que para los fondos artísticos de Novagalicia, así como del fondo bibliográfico.

En total, el conjunto de piezas que inician el procedimiento para su protección como BIC está formado por 3.468 obras artísticas —pintura, escultura, fotografía, esmaltes, iconos, cerámicas, instalación y vídeo—, y 2.170 ejemplares de obra gráfica, según los datos incluidos en el DOG, recogidos por Europa Press.

Este fondo cuenta con obras de Jenaro Pérez Villaamil, Antonio de Puga, Serafín Avendaño, Jenaro Carrero Fernández, Fernando Álvarez de Sotomayor, Francisco Lloréns, Manuel Colmeiro y Luís Seoane, entre otros. Destacan, entre otros, la obra de Castelao y de Laxeiro.

Valores con el mayor rango de protección

La finalidad del expediente administrativo que se incoa no es otra que "verificar oficialmente con criterios científicos, académicos y técnicos la reconocida relevancia de la colección y su coherente tratamiento y consideración", de forma que queden acreditadas "todas las garantías jurídicas necesarias que estamos ante unos valores culturales que merecen el mayor rango de protección", explica la resolución publicada este martes.

El ordenamiento jurídico habilita determinados instrumentos legales para preservar la integridad de la colección y su acceso para el estudio y goce por parte de toda la sociedad gallega.

Este expediente abierto, que abarca más de 240 hojas, recuerda que el origen de este compendio está en la colección reunida por la obra social de la antigua Caixanova, institución financiera constituida el 17 de julio del año 2000 tras la fusión de las cajas de ahorros de Vigo (fundada en 1880), Pontevedra (de 1930) y Ourense (1933). La colección nace a mediados del siglo XX, momento en que comienzan a retornar a Galicia algunos de los artistas gallegos emigrados de la posguerra, tras constituirse en 1961 la obra social Caixavigo.

Colección caixanova

Su objetivo inicial fue apoyar la labor de los artistas gallegos, así como difundir y divulgar la riqueza cultural y plástica de Galicia. Esta colección de Caixavigo pasó a denominarse Colección Caixanova en el año 2000, con la fusión de las cajas de ahorros del sur de Galicia. Reúne más de un millar de pinturas y esculturas y fue calificada, entonces, como la mejor colección privada de arte contemporáneo gallego.

En sus orígenes, la colección se decantó preferentemente por los artistas gallegos y el formato pictórico con la mirada puesta en reunir una colección de arte gallego en los siglos XIX y XX. Con los años, la colección fue creciendo e incorporando nuevos formatos y técnicas, según explica el expediente.

Buena parte de la colección Novacaixagalicia está formada por la obra gráfica, reunida a partir de los trabajos premiados en la Bienal Internacional delGrabado, premiados y participante de origen diversa —Europa, América y Asia—. Este certamen fue convocado inicialmente por la desaparecida Caja Ourense y, posteriormente, fue continuado por Caixanova y Novacaixagalicia.

El bng advierte que "no impide su venta"

Sin embargo, la portavoz de Cultura del Grupo Parlamentario del BNG, Ana Pontón, ha advertido de que la protección BIC "no implica que estas obras no puedan ser vendidas", sino que "simplemente posibilita a la Xunta un derecho de compra preferente".

La parlamentaria nacionalista denuncia la "pasividad" de la Xunta en este asunto y ha recordado que el BNG presentó una iniciativa para que las colecciones de arte de Caixanova y de Caixa Galicia fuesen puestas a disposición del patrimonio público gallego a través de la cesión, la adquisición o cualquier otra figura prevista en la legislación autonómica de patrimonio.

"Es evidente que dos años después la Xunta incumplió ostentosamente el mandato parlamentario y no realizó ninguna actuación", ha manifestado Pontón, que avanza que "el BNG pedirá explicaciones, en sede parlamentaria, sobre el alcance real de esta declaración".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.