Los trabajadores de Ecoparque de Gesmat en Toledo, que se concentraron la pasada noche ante las puertas de su centro de trabajo para exigir la readmisión de un compañero despedido "de forma arbitraria" por la empresa, han acordado este martes denunciar a la empresa ante la Inspección de Trabajo por incumplir el convenio colectivo y un acuerdo que se firmó en verano de 2012, en el que se comprometió a comunicar al Comité de Empresa y la empresa cualquier medida disciplinaria.

Así lo ha explicado a Europa Press el responsable del Sector en la provincia por CCOO, Juan Carlos García, que ha señalado que la asamblea de la sección sindical celebrada esta mañana ha decidido, además, elaborar una resolución que se entregará en la sede de la propia empresa donde se informa de sus "incumplimientos".

En concreto, García ha señalado que hace dos años se pactó con la empresa una congelación salarial "con el compromiso de mantener todos los puestos de trabajo", algo que "se esta incumpliendo", no solo con el despido reciente sino "con otro despido que hubo el año pasado en la planta".

Además, el responsable sindical ha detallado que Gesmat también "se comprometió a que cuando hubiese una sanción o medida disciplinaria se comunicaría al Comité de Empresa y a las secciones sindicales, y la empresa sigue sin comunicar nada" al respecto, ha criticado.

La postura que han manifestado los trabajadores en la asamblea es la de mostrarse "radicalmente en contra de que este tipo de actuaciones se sigan tomando, que con la empresa se pacte una cosa y se actúe de forma contraria", ha lamentado.

Los trabajadores, que han pasado la noche en las puertas del Ecoparque para exigir la readmisión del último compañero despedido, no dudarán en realizar acciones de este tipo cada vez "que ocurra un despido sin razones", ha señalado por su parte a Europa Press, Tomás Botica, delegado sindical de CCOO en Gesmat.

Consulta aquí más noticias de Toledo.