Ofrecer una alternativa "rápida, económica, efectiva y segura" frente a un imprevisto económico es el principal objetivo del 'Préstamo social inmediato' del Monte de Piedad de Ibercaja. Se trata de un servicio que permite obtener liquidez económica al instante para financiar los gastos de la economía doméstica, con el aval de joyas, y a un interés asequible.

El objeto fundamental de este servicio es facilitar operaciones de préstamo con la garantía prendaria de joyas de oro de uso personal, que quedan en depósito hasta la cancelación del crédito. El importe mínimo para utilizar este servicio es de 60 euros.

Los interesados deben dirigirse al Monte de Piedad de Zaragoza, en la calle San Jorge 10, donde se realiza la tasación inmediata de las piezas para determinar su valor. El crédito se concede en el acto y sus principales ventajas son que no hay que aportar documentación complementaria, avalistas, ni justificante de la inversión, ha explicado la entidad en una nota de prensa.

El cliente puede recuperar sus pertenencias en cualquier momento o en el vencimiento de la operación, previa cancelación del préstamo sin comisión, ya que este tipo de operación no implica la compra de las mismas. La vigencia de estos préstamos, que son de carácter unipersonal, es de un año, con posibilidad de ampliarlo a dos.

El Monte de Piedad ha registrado, a lo largo de 2013 un total de 14.050 préstamos, por importe de 6,8 millones de euros. Estas cifras suponen un incremento anual cercano al 8 por ciento "y prácticamente doblan la actividad con respecto a la de los años anteriores a la crisis".

Actualmente son más de 7.500 los clientes que están utilizando el Préstamo Social Inmediato del Monte de Piedad de Ibercaja como una fórmula "sencilla" para hacer frente a imprevistos y evitar la exclusión financiera.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.