Edificio en construcción
Una grúa sobre el perfil de un edificio en construcción. Roldán Serrano

En los años del boom construir viviendas en España parecía casi un deporte. Tanto fue el exceso, que ahora que vivimos en la crisis desde hace años las cifras de construcción están en mínimos. El dato da una idea exacta: los visados para construir obra nueva se han desplomado más de un 95% desde 2006.

Hasta julio los visados caen un 24,3% respecto al año anterior Según los datos del Ministerio de Fomento, los permisos para construir nuevos edificios marcaron en 2012 un nuevo mínimo histórico. Fueron tan solo 44.162 unidades por las 865.561 que se llegaron a alcanzar en 2006. Eso significa que de 2006 a 2012 estos permisos para vivienda se han desplomado más de un 95%. Sumaron así seis años consecutivos de caídas y vamos camino del séptimo.

En 2013, los visados de vivienda obra nueva mantienen la tendencia negativa. Según Fomento, en los siete primeros meses del año, las autorizaciones para construir nuevos edificios para uso residencial fueron solo 22.316 unidades. Esto supone un descenso del 24,3% en comparación con el mismo periodo del año anterior (29.494 unidades).

Entre enero y julio, del total de visados 15.186 fueron de pisos en bloque –una caída interanual del 24,7%– y 7.119 de viviendas unifamiliares –descenso del 23,5%–. Finalmente, se pidieron 10 permisos para otro tipo de edificios no destinados a viviendas familiares.