Casi 12.000 personas, de forma prioritaria trabajadores ocupados, se beneficiarán de la orden para financiar planes de formación que autorizó este viernes el Consello de la Xunta y que cuenta con un presupuesto de 6,5 millones de euros. En estas acciones podrán participar también desempleados, siempre que supongan un mínimo del 20 y un máximo del 40 por ciento de los asistentes.

El objetivo de estas ayudas, de carácter plurianual, es ofrecer unos planes de formación ajustados a las necesidades del mercado de trabajo, de forma que se favorezca el desarrollo personal y profesional de los trabajadores, al tiempo que "se mejora la competitividad y productividad de las empresas".

Esta iniciativa se complementa con las ayudas para la formación de desempleados, ya en ejecución, dotadas en 2013 "con más de 40 millones de euros y que llegarán a 14.000 personas.

Además, en la reunión semanal del Ejecutivo también se autorizó la ampliación de crédito de los programas integrados de empleo en 628.000 euros, hasta alcanzar los 2,5 millones.

Las entidades beneficiarias de estas subvenciones se comprometen a alcanzar, de media, la inserción laboral del 40 por ciento de los beneficiarios, que serán unos 2.300 en total.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.