El director general Agricultura y Ganadería de la Conselleria de Agricultura, Miquel Molins, ha animado este viernes a los ganaderos catalanes a sacar partido a la oficina de fertilización y tratamiento de las deyecciones ganaderas.

Molins ha inaugurado en la Fira de Sant Miquel de Lleida una jornada sobre nuevas tendencias en el tratamiento de las deyecciones ganaderas en la que ha presentado el nuevo plan que tiene que permitir un crecimiento y desarrollo sostenible del sector.

Ha empezado su intervención haciendo patente que "la problemática de los nitratos en Catalunya es más un problema de gestión que de cantidad".

Para evitar impactos negativos en las aguas hay que mejorar el uso de los fertilizantes orgánicos y minerales y aprender a optimizar las dosificaciones de adobo a las tierras, por lo que según Molins es evidente la necesidad de utilizar innovaciones tecnológicas.

El director ha explicado que el nuevo proyecto LIFE que la Unión Europea ha concedido a la Conselleria permitirá mejorar la eficiencia de la gestión del nitrógeno en zonas con una elevada concentración ganadera hasta 2017.

Consulta aquí más noticias de Lleida.