El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha inaugurado este viernes el curso académico 2013-2014 en los institutos superiores de teología San Ildefonso y de Ciencias Religiosas Santa María de Toledo y los seminarios diocesanos se ha inaugurado este viernes, después de que el profesor de Derecho Canónico, José Luis Martín Fernández-Marcote, haya urgido a los nuevos alumnos a reavivar la fe y la vida cristiana a través de la palabra y de la evangelización de los Sacramentos de la fe.

El acto académico ha estado precedido por la celebración a las 11.00 horas de la Santa Misa presidida por el arzobispo, quien ha abogado por "formar sacerdotes para tiempos diferentes, con ese espíritu que pidió el Concilio: una dosis mayor de vida interior, de reflexión intelectual, de dominio de sí mismo, de amor a la Iglesia, de capacidad pastoral, de respeto a los hombres, a las demás confesiones religiosas, a los valores humanos y al trabajo por el bien común".

El arzobispo también ha señalado que el Seminario debe ser "nuevo y libre". Nuevo, ha comentado por el sentido de "caridad fraterna que debe reinar en cuantos formen la comunidad, con la debida participación de todos, conquistada cada día mediante un comportamiento digno y sin que la autoridad de los superiores, y particularmente el Rector, pierda sus atribuciones" y ha añadido, "en cuanto a la disposición de espíritu con que deben acercarse al sacerdocio los que quieran recibirlo".

Tras la lectura de la Memoria del curso 2012-2013, ha tenido lugar la lección inaugural bajo el nombre 'Los Sacramentos de la fe' por parte del profesor de Derecho Canónico, quien ha instado a acoger la fe con "confianza, esperanza y plenitud" para evitar "todo formalismo en el culto" de los Sacramentos, así como conseguir la participación de los fieles de forma "plena, consciente y activa" y no de acuerdo "a la modas del momento".

"Urge reavivar la fe a través del ministerio de la palabra, la catequesis previa, la predicación, la evangelización y la enseñanza. Ningún sacramento sin catequesis y ninguna catequesis sin sacramento", porque, ha comentado Martín, "de la palabra nace y se alimenta la fe", ha referido a los alumnos.

De esta manera, ha explicado que cada Sacramento es un signo de fe. "Si le arrancamos la fe se convierte en un rito mágico", por lo que ha pedido a los nuevos alumnos que continúen con la fe y la trasmitan para conseguir unos sacramentos "con validez y con frutos en la vida de los fieles" para vivir el cristianismo "con frecuencia, de manera debida", ha concluido.

En el mismo sentido de la fe, se ha pronunciado el rector de la Universidad Eclesiástica San Dámaso, Javier María Prades, quien en su intervención ha explicado a los nuevos alumnos que la fe hace que "nos liberemos de la excesiva preocupación de nosotros mismos", al tiempo que les ha aconsejado que, dado "los momentos políticos, económicos y sociales", es necesario desempeñar su función orientada "a la conversión. Al cambio de los corazones".

Consulta aquí más noticias de Toledo.