Los navarros apostaron en juegos de azar a lo largo del año pasado un total de 277,4 millones de euros, un 12% menos que en 2008, cuando fueron 314,58 millones. Esta cifra supone que cada ciudadano de la Comunidad Foral mayor de edad jugó una media de 545 euros en 2012.

En cuanto a los tipos de azar, en 2012 el 39% del dinero se jugó en Loterías y Apuestas del Estado (Lotería Nacional y Primitiva, Quiniela, Euromillones...), el 38% en máquinas tragaperras, el 11% en apuestas (generalmente deportivas), el 6% en bingos y el otro 6% restante en juegos de la ONCE.

Así se desprende de la última Memoria anual del Juego en Navarra elaborada por la Dirección General de Interior, documento que refleja el mercado del juego presencial en la Comunidad Foral en 2012, según ha informado el Gobierno en un comunicado.

Respecto al año anterior, 2011, las apuestas son el tipo de juego qué más incrementaron su recaudación, un 52%, pasando de los 19,48 millones a los 29,59. Por su parte las cantidades jugadas en bingos y en máquinas tragaperras descienden un 15% y un 12%, respectivamente. En el caso de los bingos de los 18,93 millones de 2011 a los 16,05 de 2012 y en las tragaperras de los 119,24 a los 105,41 millones. Las cantidades recaudadas en los juegos de Loterías y Apuestas del Estado y del ONCE en 2012 son similares a las del año precedente.

Por su parte, la Brigada de Juegos y Espectáculos de la Policía Foral realizó durante 2012 un total de 4.211 inspecciones realizadas con este sector, redactó 22 informes y puso 7 denuncias administrativas por irregularidades detectadas, todas ellas referidas a máquinas tragaperras.

Cantidad jugada y gasto real

Como se ha indicado anteriormente, los navarros jugaron en 2012 un total de 277,40 millones. Sin embargo esta cifra no debe ser confundida con el gasto real, que corresponde al desembolso neto de los jugadores, puesto que en la cantidad jugada está incluida una parte -más o menos significativa- de los premios recibidos y que vuelven nuevamente al circuito del juego.

En este sentido, la Dirección General de Interior calcula que el gasto real efectuado en 2012 representa aproximadamente el 35% de lo jugado, es decir unos 97 millones de euros. Este porcentaje se obtiene a través de varias fórmulas relacionadas con la cantidad jugada y el importe de los ingresos destinado a premios.

La evolución de los últimos cinco años muestra que el gasto real desciende prácticamente año a año. En 2008 fue de 107,29 millones frente a los 97 del año pasado. Esta tónica se mantiene en los juegos de gestión privada (bingo, tragaperras y apuestas), mientras que en los de gestión pública (Loterías y Apuestas del Estado y ONCE) se observa un ligero repunte en los dos últimos años, que hace que la cantidad gastada en 2012 (54,13 millones) sea superior a la de 2008 (52,31 millones).

En 2012 cada navarro mayor de edad gastó una media de 190,78 euros en juegos de azar, frente a los 211,69 euros gastados en 2008. Un descenso de casi el 10% en estos cinco años.

Salas de bingo,

Máquinas de juego y apuestas

Según la Memoria anual del Juego en Navarra 2012, durante el año pasado funcionaron en la Comunidad Foral tres salas de bingo que tuvieron 297.110 visitantes y emplearon a 54 personas.

En cuanto a las máquinas tragaperras, en 2012 se contabilizaron un total de 2.011, de ellas 369 estaban ubicadas en salones de juego y el resto en establecimientos de hostelería y bingos. Cabe destacar que el número de máquinas tragaperras autorizadas por el Gobierno de Navarra ha disminuido desde 2008 un 14,1%, de las 2.342 de ese año a las 2.011 de 2012.

Por su parte, las máquinas de apuestas, cuya comercialización comenzó en nuestra comunidad el último trimestre de 2010, recogieron durante el año pasado más de 5,49 millones de apuestas, que supusieron una recaudación de 29,59 millones de euros, de los que 23,56 fueron concedidos en premios.

Prevención de la ludopatía

Las personas con adicción al juego pueden solicitar que se les prohíba el acceso a las salas de bingo para prevenir su ludopatía. Esta prohibición debe ser tramitada presencialmente en la Sección de Juegos y Espectáculos del Gobierno de Navarra, cuya sede está ubicada en la carretera de Zaragoza, kilómetro 3,25, de Cordovilla (Galar).

A 31 de diciembre de 2012 existían 440 personas que tenían prohibido el acceso a las salas de bingo de Navarra porque así lo habían solicitado. A lo largo del año hubo 19 nuevas personas que lo pidieron y 13 que tramitaron el levantamiento de la prohibición.

Consulta aquí más noticias de Navarra.