El Pleno del Ayuntamiento de Cuenca ha aprobado este viernes, en sesión extraordinaria, el nuevo Plan de Ajuste al que debe someterse el Consistorio y que implica una serie de medidas que deben cumplirse para los años 2014-2016.

La concertación de una operación de crédito por importe de 7,3 millones de euros para el pago de facturas pendientes ha salido adelante con los votos a favor del Grupo Socialista y el voto en contra del Grupo Popular.

El concejal de Economía y Hacienda, Enrique Hernández Valero, ha señalado que "se trata de medidas difíciles que les está costando el desgaste personal y que además han provocado que tengan al personal caliente", pero ha añadido que son "medidas imprescindibles".

"El escenario económico desde 2014 hasta 2016 va a ser difícil, pero no por nuestra culpa, sino porque estamos devolviendo a razón de 10 millones de euros al año los préstamos que el PP firmó en la anterior legislatura", ha señalado Hernández Valero, quien ha añadido que "este Plan es igual que el que el PP aprobó en 2009, y que no cumplieron por no enfadar a nadie".

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Popular, Pedro J. García Hidalgo, ha señalado que este Plan "es un campo de minas para el próximo gobierno", porque en el año 2015 el Ayuntamiento tendrá que pagar más de 17 millones de euros de deuda financiera".

"La situación de quien gobierne en 2015 no será difícil, sino que será de derribo. Lo único que buscan es tomar el aire y la liquidez que les procuran estas medidas que propone el Gobierno central para que en 2015, como se dice castizamente, quien venga, que arree", ha señalado García Hidalgo.

En cuanto al debate sobre las medidas de ajuste que tiene que llevar a cabo el Ayuntamiento para poder adherirse a este Plan, como la reducción de un 5 por ciento en el los capítulos de personal y gastos corrientes, el Grupo Popular ha criticado que "se lleven a pleno sin haberse concretado".

"Cuéntenos a nosotros y a los trabajadores cómo van a reducir un 5 por ciento las partidas de personal y gasto corriente, porque no podemos votar algo sin conocerlo", ha señalado Hidalgo, quien ha pedido al equipo de Gobierno que "sea valiente, que haga una operación de reducción del tamaño del Ayuntamiento y que se eliminen todas las liberaciones".

El concejal de Hacienda ha señalado que "ya se han tomado muchas medidas que han supuesto un importante ahorro para el Ayuntamiento", y ha añadido que la decisión final sobre cómo reducirán la partida de personal la tomarán una vez que conozcan la decisión del juez a las alegaciones presentadas por el equipo de Gobierno tras la suspensión cautelar de la consulta que iban a realizar a los trabajadores. Finalmente, estas medidas han salido adelante con los votos a favor del Grupo Socialista y la abstención de la oposición.

Plan de ajuste

El nuevo Plan de Ajuste permitirá al Ayuntamiento de Cuenca financiar los 3,5 millones del remanente de tesorería, anticipar la participación de los Tributos del Estado en el primer trimestre de 2014 por un importe superior a 11 millones de euros y la financiación de las operaciones pendientes de aplicar a Presupuestos, que alcanzan el millón de euros, sin olvidar los 7,3 millones de euros para hacer frente a las facturas pendientes de pago.

A cambio, el Ayuntamiento se compromete a reducir en un 5 por ciento los capítulos de personal y gasto corriente hasta 2016, mejorar el capítulo de ingresos y conseguir que los servicios públicos sean financiados en su totalidad con el pago de las tasas. Además, el Ayuntamiento de Cuenca deberá aceptar aquellas condiciones que se consideren necesarias para el saneamiento del consistorio por parte del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.