La secretaria de Participación y Redes y portavoz del PSE-EE, Idoia Mendia, cree que la abstención del PP en el pleno monográfico sobre fiscalidad celebrado este jueves en el Parlamento vasco "se puede interpretar como voluntad de seguir intentando acordar una reforma fiscal común para todos los vascos".

En rueda de prensa en Bilbao, Mendia se ha referido, de esta forma, a las críticas del PP a las medidas fiscales defendidas por PNV y PSE-EE al entender que implican una subida de impuestos para las clases medias, tal como defendió en el pleno el parlamentario popular Antón Damborenea.

Mendia ha precisado que, "si se lee con detalle la reforma fiscal que se propone, se verá que la franja media del IRPF no sufre y que, evidentemente, se recarga a partir de un determinado volumen de rentas, sean éstas de capital o de trabajo". "Parece lógico que, en tiempos de crisis, quienes más ingresos tienen más aporten a la solidaridad común", ha considerado.

Por ello, ha afirmado que, "aunque las palabras de Damborenea fueran muy gruesas, su voto fue la abstención, cosa que se puede interpretar como que el PP puede tener voluntad de seguir intentando acordar una reforma fiscal común para todos los vascos".

Mendia ha considerado que hay que hacer un análisis "optimista y positiva" del pleno sobre fiscalidad celebrado en el Parlamento vasco este jueves porque, "por primera vez, se ha debatido abiertamente ante la ciudadanía vasca en qué van a consistir los ejes principales de la fiscalidad que nos va a ser de aplicación en el próximo año".

"Es verdad que cada grupo mantuvo sus enmiendas, pero eso no cierra la puerta, quedan muchos días todavía, porque el debate real se va a suscitar en las Juntas Generales y, por lo tanto, todavía quedan días para aproximarnos entre los partidos y tratar de alcanzar acuerdos para sacar adelante la normativa fiscal en Euskadi", ha manifestado.

Para Mendia, "lo principal y lo importante es que se ha hecho con publicidad, los ciudadanos se están enterando de que existe un debate fiscal en Euskadi y en qué consisten los ejes principales".

Asimismo, ha destacado que, "por primera vez, se ha puesto en marcha algo que estaba en las leyes, pero que nunca se había puesto en marcha, como es el protagonismo del Parlamento a la hora de liderar el debate de la fiscalidad y de, por lo menos, establecer esas grandes líneas básicas y luego las Juntas Generales concretarán en sus normas fiscales porque, hasta el momento, ellas son las competentes".

Acordar en los territorios

En su opinión, "todavía queda tiempo para acordar en los territorios con los otros grupo políticos" el acuerdo fiscal alcanzado por socialistas y nacionalistas vascos. En ese sentido, ha señalado que es "una fiscalidad que se asemeja mucho a la vigente en Gipuzkoa y, lógicamente, no puede ser de otra manera, porque esa fiscalidad aprobada en Gipuzkoa fue una propuesta del grupo socialista acordada por EH Bildu y puesta en marcha en Gipuzkoa".

La portavoz socialista ha señalado que "es verdad que grupos muy distintos, como son los nacionalistas vascos y socialistas vascos, hemos buscado un acuerdo para lograr una fiscalidad que pueda extenderse a los tres territorios y que, así, los vascos tengamos una fiscalidad común".

A su juicio, "los ciudadanos tienen derecho a tener una misma fiscalidad en Euskadi, vivan donde vivan, porque todos somos ciudadanos vascos".

"urgente e inmediato"

Mendia ha considerado que, ahora, "lo urgente y lo inmediato es el acordar las modificaciones fiscales para el ejercicio 2014" porque las Diputaciones "tienen que empezar a poner en marcha la tramitación de la norma, tienen que mandarla a las Juntas Generales y, al mismo tiempo, están ahora los trabajos preparatorios del Consejo Vasco de Finanzas que se celebra antes del 15 de octubre, por lo que todas esas labores se están solapando y lo más urgente ahora es que las reuniones se centren en al reforma fiscal".

"Si eso, luego, puede dar lugar a un clima de entendimiento entre los partidos políticos será harina de otro costal", ha manifestado la portavoz del PSE-EE.

Según ha indicado Mendia, el "mandato" que tiene el Parlamento vasco es "enviar a todas las Juntas Generales" lo aprobado en la Cámara vasca este jueves, "como líneas básicas que deberían de servir para orientar en los gobiernos de las tres diputaciones la norma foral".

"Lo siguiente sería que los gobiernos de las diputaciones iniciasen la tramitación de la norma y la enviasen a las Juntas Generales para que ésta fuera enmendada", ha explicado, para añadir que si no se alcanzan acuerdos "en aquellos territorios donde PNV y PSE no tienen la mayoría, como puede ser Gipuzkoa o Álava, gobernados por EH Bildu y PP, se presentaría una proposición de norma con lo acordado en el Parlamento".

CONFEBASK

Mendia ha recordado que el PSE-EE tuvo una reunión con la cúpula de Confebask para trasladarle los términos de la reforma fiscal y, según ha asegurado, "lo que más les preocupa a los empresarios vascos y a Confebask es la inacción del Gobierno vasco en estos últimos nueve meses y la carencia de ideas en el campo de la economía y el empleo".

La portavoz socialista ha reconocido que, "individualmente, seguramente que habrá empresarios que no les guste", pero la reforma fiscal lo que busca es "diferenciar aquellas empresas que generan riqueza para el país, es decir que los beneficios los destinan a mantener o crear nuevos empleos y a invertir en conocimiento, de aquellas otras que lo único que hacen es repartir beneficios entre sus socios".

"Las dos opciones son legítimas, pero, evidentemente, en unos tiempos como los que corren, el tratamiento fiscal debe de ser diferente y, por eso, es diferente en esta reforma", ha dicho

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.