UGT ha reclamado al Gobierno cántabro y a la empresa pública AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea), una negociación "urgente" con la compañía Ryanair para evitar que "reduzca bruscamente" sus rutas en Cantabria, y que no se limite sólo a la temporada de verano de 2014, porque de lo contrario, según el sindicato, al aeropuerto de Parayas le aguarda un "invierno tétrico", con una actividad aeronáutica que "terminará muchos días poco después de las cinco de la tarde".

El portavoz de UGT en Parayas, Jacinto Lastra, señala en un comunicado que "no nos vale" que el Gobierno de Cantabria hable de sentarse a negociar con Ryanair la próxima semana para llegar a un acuerdo sólo para las rutas de la temporada del verano de 2014, porque sería un "descalabro" con consecuencias inmediatas en el empleo y servicios del aeropuerto si la compañía sigue adelante con su intención inicial.

Según Lastra, el anuncio de Ryanair de reducir sus rutas en Parayas, que "sobrepasa con creces las cancelaciones de años anteriores", es una cuestión que "debería preocupar y mucho" al Gobierno de Cantabria, y "a corto plazo", porque "está en juego" el futuro del aeropuerto y su "notable" aportación estratégica a la economía regional.

"No compartimos la versión del Gobierno de Cantabria de que ésta es una situación coyuntural y de que Parayas está mejor que otros aeropuertos cuando Ryanair anuncia una medida tan drástica y aún no se sabe qué ocurrirá con el convenio suscrito con Air Nostrum, que finaliza dentro de poco, y si la ruta con Madrid seguirá cubierta por esta compañía o por otra o simplemente se dejará prácticamente abandonada", recalca.

Para Lastra, el Gobierno de Cantabria y AENA "no deben tomarse a la ligera" lo que está ocurriendo y tienen que "reconducir" la situación con todos los medios a su alcance para que Ryanair "rectifique" sus planes actuales y "se apuntalen" las rutas con Madrid y Barcelona, con horarios y frecuencias "adecuadas".

Recorte de rutas "incluso rentables"

En opinión de Lastra, el anuncio de Ryanair de cancelar "rutas que incluso son claramente rentables" no "es algo cerrado y definitivo" y responde, sostiene, a que la compañía aérea "está tensando la cuerda" con AENA por la subida de tasas y también con el Gobierno de Cantabria por el convenio suscrito por ambas partes, cuyo contenido "nadie conoce pero que se supone se ha reducido considerablemente".

Por ello, reitera la necesidad de "sumar esfuerzos" para rectificar la decisión inicial de Ryanair y propone algunas medidas que ya se aplican en otros aeropuertos españoles con "buenos resultados", como la bonificación de rutas o la puesta en marcha de un parking de bajo coste o larga duración.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.