El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha recordado con un minuto de silencio al exalcalde de la capital aragonesa, José Atarés, fallecido este jueves a los 53 años, víctima de un cáncer, como un "buen político y mejor persona" que deja "una huella muy positiva en la historia de la ciudad".

El alcalde Juan Alberto Belloch ha decretado tres días de luto oficial y ha indicado que "hoy es un día muy triste para la ciudad de Zaragoza porque ha fallecido un excelente alcalde", a quien "tuve la suerte de conocer hace catorce años", siendo Atarés teniente de alcalde y Belloch líder de la oposición.

"Desde siempre tuvimos un entendimiento político neto, en el sentido de cada cual, lógicamente el tenía sus ideas, teníamos discrepancias, pero siempre desde el respeto, el afecto y el deseo de encontrar soluciones comunes, cosa que logramos muchas veces", ha recordado.

De hecho, ha remarcado, "una parte importante de la actual transformación urbanística de Zaragoza de los últimos años tiene una parte de su origen, proyectos e ideas en el propio Atarés", un alcalde "que dejará una huella muy positiva en la historia de la ciudad".

Belloch ha subrayado que el exalcalde popular "tenía todas las condiciones" necesarias en política, "intentaba llegar a acuerdos, era leal, sabía guardar cualquier confidencia y era ejemplar" y ha reconocido que "llevo ya muchas elecciones municipales, pero ninguna más difícil que la que tuve con Pepe Atarés porque hasta el último segundo no paraba de trabajar y si no llega a cruzarse el trasvase (del Ebro) hubiera ganado".

Así, este viernes "también estoy muy triste, porque ha muerto un amigo", ha lamentado, al explicar que "acabo de firmar un decreto de luto" por el que las banderas ondearán a media asta y luciendo crespones negros durante tres días, así como "voy a proponer que la Junta de Portavoces busque una plaza, parque o calle digna para que lleve su nombre y sea recordado de manera permanente".

El alcalde ha señalado que no habrá duelo oficial en la ciudad "porque él mismo dejó escrito que lo único que quería era una misa en la Capilla de la Virgen del Pilar, que es lo que haremos, el resto él ha querido que se realice de manera intima, privada y familiar".

"zaragoza ante todo"

El portavoz del grupo municipal Popular, Eloy Suárez, ha agradecido las "innumerables muestras de condolencia" que ha recibido el grupo y el PP aragonés por el fallecimiento de Pepe Atarés. "Creí que Pepe saldría adelante tras tres años duros de lucha contra una enfermedad difícil y lucho hasta el final".

El pasado mes de julio, "unos compañeros nos tomamos una caña en la Plaza de San Francisco, tres horas de conversación que Pepe aguantó con mucho calor y él seguía pensando en su ciudad, en la ciudad que tanto quería". Finalmente, "no pudo ser y hoy es un día especialmente triste para el ayuntamiento y para la ciudad, es un día muy triste para la familia del PP, es una pérdida irremediable", ha dicho.

Suárez ha observado que la forma de hacer política del exalcalde y senador "deberíamos grabarla en la retina", por su vocación de servicio, amaba a su ciudad, Zaragoza lo era todo para él, fue un gran alcalde y fue un hombre bueno, que supo trasladar a la política valores que hoy se echan en falta: personalidad, ejemplaridad, cercanía y sobre todo lealtad".

"Fue un alcalde honrado, trabajador y cercano a los ciudadanos, amaba profundamente Zaragoza y me insistía en que hay que estar al lado de los ciudadanos para intentar resolver sus problemas", ha relatado.

José Atarés "en poco tiempo dejó importantes proyectos que han marcado la ciudad" y ha dejado "su impronta" practicando la política "con inteligencia, corazón y siempre al lado de los ciudadanos".

Eloy Suárez se ha dirigido muy emocionado a sus compañeros de grupo, a quienes ha recordado que "este pleno es diferente queridos compañeros, por una amistad rota por la muerte que ha creado un silencio como el de esta mañana en la reunión de grupo, pero las palabras de Pepe deben latir en nuestro corazón. A Pepe le hubiera gustado que hoy nos dejáramos la piel como a él le gustaba decir y en su homenaje hoy debatiremos y pensaremos en su frase favorita: Zaragoza ante todo".

En el corazón

El portavoz municipal de CHA, Juan Martín, ha transmitido el pésame de su grupo al grupo municipal Popular y a la "familia" del PP aragonés, para considerar que "es muy difícil encontrar en historia de la ciudad un alcalde que en tan poco espacio de tiempo haya marcado para bien tanto a la ciudad" y la transformación de la capital "tiene que ver con la gestión del alcalde Atarés", ha remarcado.

No obstante, "quiero resaltar algo que me ha marcado para siempre" y es que José Atarés "era un servidor público con mayúsculas, en una época en la que el servicio público está tan denostado, alguien que por encima de posiciones de partido pensó en el bien de la ciudad, en su defensa, que antepuso todo a su vocación de servicio publico, por eso la ciudad se merece tenerlo no sólo en recuerdo sino también en el corazón"

El portavoz de IU, José Manuel Alonso, ha recordado "con particular cariño" una campaña electoral en la que coincidió con José Atarés, cuando se presentaban al Congreso y Senado, respectivamente, y compartieron "cafés cordiales".

"Le recuerdo en muchas ocasiones por la Plaza San Francisco y por muchos lugares de Zaragoza, esos abrazos que prodigaba tanto con su inmensa humanidad. Hoy es un día de melancolía y tristeza, Pepe Atarés era una gran persona a la que tenía un profundo afecto y su falta hace el mundo hoy un poquito peor. Vayan con él todas las buenas voluntades allí donde se encuentre", ha afirmado,

Por último, el portavoz socialista Carlos Pérez Anadón, ha detallado que conocía a José Atarés desde hace más de veinte años y, cada uno en su partido, "el día a día hizo que cada vez más trascendiese de él, sin dejar de defender sus políticas, la persona que sabía luchar en todos y cada uno de los minutos del día, con su modo de ser somarda con el que afrontaba los momentos más adversos"

"Siempre tenía un rato al final del día para estar con sus amigos, con sus bromas, chistes y canciones", un alcalde que en poco tiempo ha dejado "un buen recuerdo" en la ciudad y "desde sus entrañas salía la sensación de disfrutar siendo alcalde", ha concluido.

José Atarés fue alcalde de la ciudad entre 2000 y 2003 y accedió a la Alcaldía en sustitución de la actual presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, entonces designada presidenta del Congreso. Fue concejal en el consistorio entre 1991 y 2007 y actualmente era senador del PP por la provincia de Zaragoza.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.