La Policía Nacional ha culminado con éxito una operación policial de gran envergadura contra el tráfico de drogas y de armas en Sevilla que se ha saldado con la detención de 30 personas, 12 de ellas en una 'macrorredada' llevada a cabo en el Polígono Sur de la capital hispalense, concretamente en la zona de las Tres Mil Viviendas. Entre los detenidos, se encuentran diez de los imputados por la muerte de una menor de siete años tras un tiroteo registrado a finales del pasado mes de agosto.

Según ha informado la Policía Nacional este viernes en un comunicado de prensa, fue necesario el despliegue de dos operativos policiales de manera simultánea para la incautación de la droga y de las armas de fuego, entre las que había pistolas, escopetas y fusiles automáticos.

Dada la envergadura del objetivo a cumplir por parte de esta operación policial, como era acabar con el tráfico y la tenencia ilícita de armas en las Tres Mil Viviendas, se consideró oportuno dividir las actuaciones en distintas fases que permitirían el avance progresivo de la operación al mismo tiempo que se destaparía el verdadero alcance del tráfico ilegal de armas en esta zona.

De esta forma, se fueron realizando distintas detenciones e incautaciones de armas en las Tres Mil Viviendas derivadas de las investigaciones de hechos delictivos "distintos e inconexos" que dieron lugar, en la fase final de la operación, a la 'macrorredada' que permitió la detención de otras 12 personas.

El origen de la operación

El primer hecho se produjo el pasado mes de abril, cuando un hombre armado con una escopeta de caza la emprendió a tiros desde el balcón de una vivienda contra una mujer vecina de la zona por unas desavenencias entre las dos familias, motivo por el cual fue arrestado e intervenida su arma.

De igual modo, en junio se realizaron dos detenciones, la primera de ellas la de una mujer que, tras amenazar a su expareja verbalmente, le disparó hasta en tres ocasiones sin alcanzarle, siendo finalmente arrestada en su domicilio, donde se le intervino una pistola semiautomática del calibre 6.35.

Asimismo, se efectuó la detención de un atracador que utilizaba armas de fuego y cuchillos para llevar a cabo los robos y, posteriormente, huía en una motocicleta, atracador a quien se le intervino una pistola empleada para perpetrar los atracos.

ESCOPETAS,

Rifles y pistolas

En otra ocasión, a comienzos del verano, se detuvo a un miembro de otro clan familiar residente en este barrio sevillano tras protagonizar un tiroteo por un ajuste de cuentas en la vía pública empleando para ello una escopeta del calibre 12/70 que fue intervenida.

En las mismas fechas, un joven de 20 años fue arrestado en su domicilio al ser identificado en una conocida red social en una fotografía donde posaba con varias armas de fuego que después fueron incautadas, y entre las que se encontraban un rifle Cetme del calibre 307W, una escopeta del calibre 12/70 y una pistola de fogueo.

Dos personas más fueron detenidas tras protagonizar un atraco en un establecimiento comercial utilizando dos pistolas de calibres 6.35 y 9 milímetros para intimidar al propietario del local y huir hasta las Tres Mil Viviendas, donde finalmente fueron detenidos e intervenidas las armas.

Fusil de asalto ak-47 KALASHNIKOV

Otra de las detenciones producidas correspondía a un vecino de este barrio que fue sorprendido en su domicilio con un arma de fuego, concretamente con una pistola del calibre 6.35 con la que pretendía defenderse de un clan familiar por el que se sentía amenazado.

Asimismo, en esta fase inicial se realizaron actuaciones contra conocidos clanes familiares de reconocido historial delictivo en el que se incautó un fusil de asalto AK-47 Kalashnikov con tres cargadores y se detuvo a dos miembros de uno de estos clanes.

Finalmente, destaca la detención de un total de diez personas, todas ellas del clan familiar de Los Perla, por su presunta participación en el homicidio de una menor de siete años de edad en este barrio durante un ajuste de cuentas, siendo intervenidas dos pistolas del calibre 9 milímetros y dos escopetas de 12/70.

'

Operación desarme'

Con la fase previa acabada, se puso en marcha la fase final de la conocida como 'Operación Desarme', que consistió en una redada a gran escala llevada a cabo a principios de esta semana y en la que, con las pertinentes autorizaciones legales, se realizaron registros en 20 domicilios que permitieron la detención de 12 personas y la incautación de armas de fuego y drogas.

Cabe destacar que, dada la dificultad que presentaba la operación por la existencia "clara" de armas de fuego en los domicilios, así como por el número de registros que debían realizarse y por la "singularidad" del barrio en el que estos se encuentran ubicados, fue necesaria la puesta en marcha de dos operativos policiales simultáneos, uno para la incautación de la droga y otro centrado en las armas de fuego.

El resultado de estos registros dio lugar a la intervención de tres pistolas de calibre 9 milímetros, una escopeta del calibre 12/70 y varias armas blancas, así como distintas cantidades de heroína, cocaína y hachís, sustancias de corte, útiles para la manipulación del estupefaciente, teléfonos móviles, tres vehículos y dinero en efectivo.

Por su parte, estos últimos 12 detenidos, todos ellos con antecedentes policiales previos, ya fueron puestos a disposición de la autoridad judicial imputados por los presuntos delitos de tenencia ilícita de armas, contra la salud pública y tentativa de homicidio.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.