Reloj de la Puerta del Sol
El relojero Jesús López Terradas, durante las operaciones de puesta a punto del reloj de la Puerta del Sol. Emilio Naranjo / EFE

A las 9.00, serán las 8.00 horas. Y así, para siempre. Desde ahora, el Gobierno se compromete a tomarse en serio la posibilidad de cambiar el huso horario de España para regresar al horario británico (coincidente con el meridiano de Greenwich) y fomentar, con ello, una racionalización de la jornada de trabajo, el aumento de la productividad, la reducción del gasto energético y una mayor conciliación de la vida laboral y familiar.

"Desde luego no lo vamos a dejar en el cajón", aseguró este jueves el ministro de Economía, Luis de Guindos, después de que la Comisión de Igualdad haya aprobado el informe elaborado por la Subcomisión de Racionalización de Horarios en base a las opiniones del grupo de expertos consultados.

El dictador Francisco Franco adoptó el huso horario de Berlín durante la II Guerra MundialEste documento, consensuado por todos los grupos, marca dos líneas de actuación. La primera es la adopción de la hora del meridiano de Greenwinch o GMT. Ello implicaría retrasar los relojes 60 minutos y abandonar el meridiano de Berlín, que el dictador Francisco Franco adoptó durante la II Guerra Mundial.

España volvería así a su hora natural, compartida con británicos, portugueses y marroquíes. De esta forma se evitaría lo que la especialista en conciliación y ponente en la subcomisión Nuria Chinchilla denomina "jet lag permanente" de los españoles y que se traduce, entre otras, en la costumbre de madrugar menos y acostarse más tarde, lo que perjudica el rendimiento profesional.

Adelanto del 'prime time'

El ministro de Economía reconoce que esta nueva forma de organización "no es un tema sencillo". Por un lado, supondría cambios de costumbres como anticipar la hora de entrada al trabajo, de las comidas o del descanso nocturno. A cambio, afirman los expertos, aumentaría la productividad y los padres podrían pasar más tiempo junto a sus hijos, contribuyendo a su desarrollo. Las televisiones, en principio, no se oponen a adelantar el 'prime time' nocturno, mientras que RTVE asegura ser "sensible" a las demandas y estar dispuesta a anticipar el horario de máxima audiencia para mejorar los patrones de sueño.

La segunda vía que propone el informe es la de la racionalización de los horarios laborales, entendida, fundamentalmente, como su conciliación con los horarios escolares. Esta medida es imprescindible, según el presidente de la asociación por la racionalización de los horarios españoles (Arhoe), Ignacio Buqueras, para colocar a España en sintonía con las jornadas de trabajo europeas y reducir el absentismo laboral o el fracaso escolar.

Alfonso Alonso (PP): "Es un problema nacional"Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso, reconoció este jueves que el horario español "no ayuda a una mejor calidad de vida". "Cualquiera sabe las dificultades que hay con unas oficinas que no se cierran nunca y un horario que va con el paso cambiado, las dificultades para mantener una familia y poder trabajar, es un problema nacional", apostilló. Por este motivo, reclamó la "concienciación social e implicación" de las empresas, sin las que el cambio no será posible.

Empresas del Ibex 35 como Iberdrola o Amadeus ya han adoptado esta iniciativa, provocando, a su vez, un adelanto de la hora punta de la comida en bares y restaurantes de zonas próximas. "Ya tenemos clientes que vienen a comer a las 12.30 horas. A las 13.00 horas tenemos 30 personas y 60 a las 14.00. A las 16.00 no hay nadie y a las 17.00 ya puedo cerrar", explica a 20minutos Freddy, empresario hostelero que regenta un restaurante del mismo nombre en el Barrio de la Concepción de Madrid.

Los recortes, un problema

Almudena Fontecha, responsable de Igualdad de UGT, reconoce que el movimiento de ajuste es incipiente, pero alerta de que hoy existen dos obstáculos insalvables: la reforma laboral y la liberalización de horarios comerciales. "¿Cómo vamos a conciliar si no sabemos cuál es nuestro horario y nos pueden cambiar la jornada laboral cuando quieran?", apunta.

"Con las jornadas y las condiciones de trabajo actuales, con el PP promoviendo el horario continuo en las escuelas y con la reducción de recursos y becas que sufren las familias, conciliar es prácticamente imposible. Además, si alguien te atiende en un comercio a las 22.00 horas, ¿cuándo concilia?", señala Virginia Fernández, secretaria de comunicación de la Federación de Enseñanza de UGT Madrid.

UGT señala que la reducción de recursos y becas a las familias impide conciliarPor el momento, no existe encuesta o estudio oficial acerca del respaldo que obtendría la modificación del huso horario. La racionalización horaria y, especialmente, la laboral, sí parece contar con buena acogida entre profesionales de todos los sectores.

"Entro a las 9.00 horas, como a las 13.00 en una hora y salgo a las 18.00. Entonces, tengo tiempo para hacer deporte y estar con mis hijos. No me importaría incluso entrar antes", admite Rodrigo, que trabaja en una multinacional. "Creo que soy yo la que debería adaptarse al horario de mis hijos y no al revés. Estoy a favor de adelantar la hora de entrada", reclama Paula, periodista. "Todos debemos poder conciliar, pero si trabajas en el comercio, es imposible. Quiero tener un hijo, pero trabajando por la tarde, apenas le voy a ver", critica Laura, responsable en un centro comercial.

Consulta aquí más noticias de Madrid.